Ruiz Espejo: «Poca excusa tenemos con los que soportan las obras del metro»

Las obras llevan tres años paradas en la avenida de Andalucía. :: ñito salas/
Las obras llevan tres años paradas en la avenida de Andalucía. :: ñito salas

El delegado del Gobierno regional asegura que han impulsado todas las acciones políticas para que los trabajos se retomen en la avenida de Andalucía

JUAN SOTO MÁLAGA.

La Junta de Andalucía ya no encuentra excusas para justificar el parón de las obras del metro en la avenida de Andalucía, actuación que comenzó hace ocho años y que lleva tres completamente parada. Tanto que el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, aseguró ayer que «poca excusa tenemos con los empresarios afectados». Aunque aseguró que desde la Consejería han efectuado todas las acciones de impulso político necesarias para reanudar cuanto antes las obras, no fue capaz de concretar una fecha para que se retomen los trabajos, que se encuentran parados a expensas de diferentes trámites administrativos.

Durante un acto celebrado en el Instituto Andaluz del Deporte, en Carranque, Ruiz Espejo detalló que aún se encuentran a la espera de diferentes trámites administrativos necesarios para la rescisión del contrato con la anterior empresa y para la adjudicación de los nuevos. «La Junta de Andalucía es la primera interesada en que se puedan reanudar esas obras y estamos trabajando para ello. Pero evidentemente necesitamos los informes técnicos y jurídicos y se están estudiando las ofertas presentadas», dijo.

Aunque insistió en que han dado todos los pasos necesarios para reactivar las obras cuanto antes, detalló que actualmente faltan por resolver diferentes trámites del proceso de contratación, esperar los informes de todas las ofertas presentadas y la documentación requerida para la rescisión del contrato anterior. «El impulso político ha sido la puesta en marcha del presupuesto y el inicio de la contratación», se justificó.

Reconoce que aún están a la espera de diferentes trámites administrativos

Sin eludir responsabilidades, Ruiz Espejo pidió al alcalde, Francisco de la Torre, que demuestre el mismo interés en el resto de tramos y en todas las cuestiones relativas al metro «porque la Junta lo está poniendo». Por último, a los empresarios afectados trató de tranquilizarles y les recordó que cuando terminen los trabajos se revitalizará la zona y ellos mejorarán desde el punto de vista económico y social. «Pero con los que están soportando esto, poca excusa tenemos», insistió.

Las palabras de Ruiz Espejo se produce después de que tanto el Ayuntamiento como los empresarios afectados por las obras hayan levantado la voz y denuncien el retraso y posterior paralización de los trabajos. De la Torre considera que se trata de «un atentado a la ciudad» y pidió a la administración regional que centrar su tiempo y su energía en resolver la terminación de este tramo y estudiar alternativas al Civil. Por su parte, los empresarios afectados por los tajos también lamentaron la situación actual. Entre ellos Victoria Fernández, la estanquera de la glorieta Albert Camús, que facturaba 120.000 euros y tuvo que vender el negocio por la falta de ventas. «Las obras del metro me han arruinado la vida», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos