Vecinos del colegio Revello de Toro votarán la retirada de la denuncia por ruidos

El colegio Revello de Toro y las pistas deportivas. / Álvaro Cabrera

Medio Ambiente archivará el expediente sancionador cuando le llegue una notificación sobre el acuerdo

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los vecinos de dos de los bloques que se encuentran frente al colegio Félix Revello de Toro, en la zona de Teatinos, y de los que partió la denuncia por ruidos excesivos que desencadenó un expediente sancionador por parte del Ayuntamiento, votarán esta próxima semana la retirada de la mencionada denuncia. Así lo han confirmado tanto el presidente de la comunidad como el administrador. Desde que se conoció la sanción impuesta al colegio, algunos padres de estos mismos bloques se han movilizado para tratar de evitar el cierre de las instalaciones escolares para la práctica deportiva en horario extraescolar. «Nuestros hijos van a este colegio y algunos están también en los clubes de baloncesto o fútbol que entrenan en estas pistas», señalaron algunos de los padres de la urbanización.

Según explicaron, la denuncia por ruido excesivo la presentó el anterior administrador de la finca, a instancia de un vecino pero en nombre de toda la comunidad. «Yo era la presidenta entonces, y a mí nadie me preguntó, no se convocó reunión alguna de vecinos y yo no firmé ninguna denuncia, como presidenta de la comunidad que presentaba esa queja», señaló Carmen Roso.

La denuncia por ruidos partió del bloque 9 del complejo Jardines de Torre Atalaya. Los bloques 8 y 9 comparten comunidad y administrador. Son unos 200 vecinos. Esta próxima semana, en la reunión de propietarios, se abordará la propuesta de los vecinos de retirar la denuncia por ruidos. Una propuesta que, según el actual presidente, «saldará adelante sin problema, porque la situación a la que se ha llegado es absurda, los vecinos estamos con el colegio en este tema», indicó. También el administrador, Francisco Javier García, considera que los vecinos no quieren que siga adelante esta denuncia, de la que en su día no fueron informados. «La mayoría está de acuerdo con las actividades deportivas que se realizan en el colegio», indicó.

Si el resultado de la reunión es el que se espera, el administrador enviará una notificación al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, donde ya hay una propuesta de resolución sancionadora. En este caso, como en el Lex Flavia, la propuesta recoge la sanción mínima por infracción muy grave, que asciende a 12.000 euros.

Sin alternativas

Tanto en el Lex Flavia como en el Puerta Oscura la situación no ha variado en las últimas horas. El club Adesa Málaga, que entrena en el primero, sigue sin encontrar alternativas para sus entrenamientos, con once equipos que utilizan las instalaciones de este colegio de El Ejido. La dirección dio de plazo hasta esta semana para encontrar una solución a la denuncia vecinal, que pasa por la instalación de unas pantallas acústicas. El Ayuntamiento, que se comprometió a sufragar esta infraestructura, aseguró que tratan de «acelerar los trámites», y que la obra se hará «de inmediato», pero sin una fecha concreta.

Fotos

Vídeos