Revienta el cristal de un autobús de la EMT con una piedra después de que el conductor no le cogiera fuera de la parada

La ventana, rota tras la pedrada /JOSÉ JAVIER MORENTE
La ventana, rota tras la pedrada / JOSÉ JAVIER MORENTE

El hombre escapó tras el incidente registrado en la parada de Max Estrella de la línea 22

ÁNGEL DE LOS RÍOS y FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Al salir el autobús sin él a bordo, porque no llegó a tiempo a la parada, el hombre echó a correr. Según cuentan los pasajeros, iba «insultando al conductor» entre grandes aspavientos. Una escena que puede resultar cotidiana, pero que acabó con pedrada en el cristal y susto mayúsculo para los viajeros. Este miércoles, sobre las 10 horas, el autobús 477 de la línea 22 (Avda. de Moliere - Universidad) de la EMT hacía su habitual parada a su paso por la calle Max Estrella, en la barriada malagueña de Teatinos. Recogió a los pasajeros y, el presuunto autor de los hechos, llegó cuando el autobús ya se había marchado de la parada.

«Arrancó a correr tras el autobús, insultando y golpeando los cristales», cuentan los pasajeros, extremo confirmado por la propia EMT. Ante la tensa situación, el conductor decidió parar el autobús. Según la propia compañía, al oír los reiterados improperios y no poder ofrecer explicación alguna, el conductor cerró la puerta. Fue entonces cuando el hombre cogía una piedra, «una roca» según describen algunos pasajeros» y reventaba una de las lunas laterales del vehículo.

Tras el incidente, el autobús quedaba detenido y el hombre escapaba calle abajo, mientras algunos de los pasajeros iban tras de él para detenerlo. Los ocupantes del vehículo y el propio conductor han ofrecido a la Policía Local una pormenorizada descripción para intentar localizarlo.

La piedra, en el suelo
La piedra, en el suelo / JOSÉ JAVIER MORENTE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos