Retenciones por la recreación del accidente en la A-7 en el que murieron tres personas

La autovía y la autopista sufrieron ayer colas de hasta cuatro kilómetros por el corte de un carril hasta las 13.30 horas

ROSSEL APARICIO MÁLAGA.

Un grave accidente de tráfico tiñó de negro las carreteras de la provincia el pasado miércoles 28 de junio. El aparatoso siniestro se cobró la vida de tres personas de una misma familia y un sargento de la Guardia Civil -que dio positivo en alcohol y cocaína al practicarle las respectivas pruebas- fue detenido poco después de la tragedia y enviado a prisión de manera provisional, comunicada y sin fianza por su vinculación en el suceso. Ayer miércoles aquel suceso volvió a ser noticia debido a la recreación que se efectuó por la mañana y que provocó varios kilómetros de retenciones en la autovía y la autopista de Málaga de manera puntual.

Según informaron fuentes del Centro de Gestión del Tráfico la Guardia Civil procedió a cortar durante aproximadamente una hora el carril derecho de la A-7 (de la hiperronda) así como el carril izquierdo de la AP-7, justo el lugar donde tuvo lugar la colisión, para efectuar mediciones. Sobre las 13.00 horas, las retenciones de tráfico motivadas por la recreación del accidente eran de unos cuatro kilómetros sentido Cádiz en la AP-7 (desde el kilómetros 225 hasta el 229) y de menos de dos kilómetros en la hiperronda. Sobre las 13.30 horas las carreteras recuperaron la normalidad.

Los primeros indicios recabados apuntaban a que el aparatoso accidente se habría producido una primera colisión frontal del turismo que conducía el guardia civil con otro. Los hechos ocurrieron sobre las 16.15 horas del 28 de junio en el término de Torremolinos.

Fotos

Vídeos