La resaca de la temporada turística lleva a Málaga a encabezar la subida del paro

Desde agosto se han destruido casi 19.000 puestos de trabajo en la provincia, de los que más de 17.000 pertenecen a la hostelería

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

Málaga sigue pagando la factura de la estacionalidad turística. Por cuarto mes consecutivo, en noviembre el desempleo subió, y lo hizo de forma especialmente intensa. De hecho, Málaga fue, tras Baleares, la segunda provincia española con mayor incremento del paro y mayor destrucción de empleo. El mes terminó con un repunte de 4.566 desocupados que elevan la cifra total a 158.330. Es la mayor subida registrada durante dicho mes desde 2012 y contrasta además con la tendencia andaluza, pues en el conjunto de la región se registró un descenso de 3.114 parados.

El sector servicios es el que está alimentando la subida del desempleo desde que terminó el verano. En él se circunscriben todos los puestos de trabajo que se destruyen en el sector hostelero y comercial cuando termina la temporada turistica en la Costa del Sol. Así, en noviembre este ramo de la economía experimentó un aumento de 5.190 parados en la provincia. También subió el desempleo, aunque de forma muy ligera, en la industria (+51). En cambio, bajó en la construcción (-446), la agricultura (-8) y el colectivo sin empleo anterior (-221).

La afiliación a la Seguridad Social también sufrió un notable desplome en noviembre. Málaga perdió 9.683 trabajadores (-1,64%) respecto al mes anterior, una caída sólo superada a nivel nacional por Baleares, que destruyó nada menos que 78.975 puestos de trabajo. Esta caída contrasta con los 11.786 cotizantes que ganó Andalucía en su conjunto y con el comportamiento especialmente positivo que mostraron Almería y Sevilla, con aumentos de más de cinco mil afiliados cada una.

¿Por qué Málaga registra estos datos tan negativos y otras provincias andaluzas incluso logran crecimientos del empleo? Lo que ocurre es que la fuerte resaca de la estacionalidad turística eclipsa cualquier otro movimiento laboral. Sólo durante el mes de noviembre se perdieron más de 8.000 puestos de trabajo en la hostelería de la provincia. Y si se cuenta desde el mes de agosto, van ya más de 17.000 empleos desaparecidos en este ramo. Este volumen de destrucción de empleo hace que aunque otros sectores contribuyan positivamente, como el de la educación, que ha sumado más de 6.000 trabajadores en tres meses, o el de la construcción, que ha ganado 3.000. En otras provincias, al tener el turismo menos peso relativo, la evolución positiva de sectores como los mencionados sí se refleja en el balance final del empleo. Una cuestión adicional que influye en el mal dato de noviembre es que la temporada se está alargando en los últimos años en los hoteles de la Costa del Sol.

Buen balance interanual

Pese a los malos datos de noviembre y a la mala racha continuada de cuatro meses, el balance interanual sigue siendo positivo para Málaga en términos de paro y empleo. En comparación con hace un año, la provincia tiene 13.173 desempleados menos (-7,7%) y 29.123 trabajadores más en activo. En términos proporcionales, Málaga es la provincia española que más ha crecido en empleo en los últimos doce meses: un 5,3%.

La pregunta es: ¿Logrará Málaga revertir la tendencia de los últimos meses en diciembre? Las previsiones lanzadas por las empresas de trabajo temporal para la campaña de Navidad hacen confiar en que así será, pues se ha hablado de una cifra récord de contrataciones. Y es que se prevé que el comercio, la hostelería, la logística y la industria generen casi 15.000 empleos temporales en la provincia con vistas a las fiestas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos