El PP reprocha al PSOE y Cs su rechazo a la equiparación salarial en sanidad

SUR MÁLAGA.

La secretaria general del PP de Málaga y parlamentaria andaluza, Patricia Navarro, reprochó ayer a PSOE y Ciudadanos (Cs) su rechazo a la iniciativa parlamentaria impulsada por el Grupo Popular para propiciar la progresiva equiparación salarial de los profesionales sanitarios andaluces, advirtiendo de que «son los peor pagados de toda España». De este modo, Navarro criticó que «Andalucía es la comunidad que menos invierte en su Sanidad y que peor paga a su personal», lamentando que «nuestros profesionales sanitarios han perdido entre 3.000 y 10.000 euros brutos al año desde 2012, año en el que la Junta decidió aplicar un recorte del diez por ciento a la variable que se suma a la base fija que se cobra en todo el país», ha explicado.

«Unos recortes que se inician en la misma época en la que se firmaban contratos al 75 por ciento o que directamente no se cubrían las vacantes», ha continuado, lamentando que «Málaga ha perdido 2.300 profesionales sanitarios por culpa de estos recortes, mientras que 1.200 médicos malagueños han optado por irse fuera de nuestra comunidad en la última década para buscar mejores condiciones», añadió.

Atención especializada

En este punto, la dirigente popular expuso que, «en Andalucía, una enfermera de atención especializada percibe 2.316 euros, un 6,3 por ciento que la media nacional y por debajo de los 2.422 euros de Madrid, los 2.492 euros de Castilla La Mancha, los 2.555 euros de Extremadura y los 2.839 euros de Murcia, lo que supone hasta un 22,5 por ciento más en la comunidad vecina», puso de manifiesto.

«¿Es que los profesionales sanitarios de Málaga y Andalucía trabajan menos?, ¿Trabajan peor?, ¿Merecen menos que los de Murcia, Castilla La Mancha, Extremadura o Madrid?», preguntó al Gobierno andaluz, incidiendo en que, «pese a ser la verdadera joya de la corona de un sistema que hace aguas por todos lados, son los peor pagados de todo el país».

Además, apuntó que «las pésimas condiciones que ofrece el SAS se traducen en que el 80 por ciento de las plazas de médico de familia ofertadas para suplir las vacantes no se cubrieron el pasado verano o que, a modo de ejemplo, de las cuatro plazas de MIR cubiertas en el área sanitaria de Colmenar, dos médicos decidieran irse a Mallorca tras su formación y otro a Madrid», incidiendo en que «sólo una cuarta parte de los profesionales aquí formados se queda».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos