Las reparaciones de la cárcel de Archidona costarán 160.000 euros

Zoido defiende el internamiento de extranjeros en la prisión y pide a quienes le critican que dejen de conspirar

FERNANDO TORRES ARCHIDONA.

El uso de la cárcel de Archidona como un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) todavía sigue centrando parte de la agenda política pese a que las instalaciones quedaron vacías hace ya dos semanas. El paso de 570 argelinos llegados a las costas de Murcia y Almería por la prisión tuvo consecuencias en la vida de estas personas -una de ellas se suicidó-, y en el tejido social malagueño, que se movilizó desde que se conoció la medida del Ministerio del Interior. Asimismo, las instalaciones sufrieron graves daños fruto de numerosas revueltas que se vivieron a lo largo de los dos meses. La puesta a punto del centro penitenciario, según precisó ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, costará 160.000 euros.

Tal y como pudo saber este periódico, los daños a los que se refirió el ministro afectan a diferentes partes de las instalaciones. Así, según fuentes del Ministerio, en los últimos días de internamiento se hizo una valoración inicial en la que se redactó una lista con los principales desperfectos y materiales que hay que reponer.

El ochenta por ciento de los cristales de los módulos en los que los inmigrantes estuvieron internados (cuatro de seis que tiene la prisión), han de ser repuestos. Se trata de más de cien piezas de cristalería que se han roto por completo o de forma parcial. También se han visto afectados varios cristales de triple seguridad. El mismo porcentaje de las cortinas de los módulos empleados serán repuestas. Según las mismas fuentes, veinte colchones y cincuenta almohadas han de ser renovadas ya que este tipo de equipamiento fue utilizado en varias de las revueltas en las que los internos arrojaron diversos objetos por las ventanas de sus celdas. En las zonas exteriores, seis luminarias antivandálicas resultaron dañadas, al igual que cuatro porterías de fútbol, que fueron arrancadas del suelo y empleadas como escalinatas improvisadas para tratar de encaramarse a los muros junto con varias sábanas.

Aparatos de gimnasia

En la zona deportiva también hay que reponer diverso material como pesas, una decena de bancadas y diversos aparatos de gimnasia. En las zonas comunes, a parte de la pintura, habrá que instalar más de la mitad de los tableros de corcho, repasar la cerrajería y reponer el material de los baños, que en muchos casos también fue empleado en las revueltas. En las celdas, una veintena de espejos fueron destrozados. Zoido compareció ayer en la comisión de Interior del Congreso de los Diputados a petición del PSOE y Grupo Parlamentario de Unidos Podemos. En su intervención, defendió las decisiones tomadas y manifestó que dejar a los inmigrantes fuera de un CIE «hubiera supuesto un serio problema de orden público». Con respecto al caso del fallecido, Zoido señaló que fue uno de los instigadores de la revuelta que tuvo lugar en el centro antes de ser aislado en su celda.

A su vez, pidió que partidos y colectivos dejen de «conspirar» sobre la situación en la cárcel de Archidona, que precisamente ayer volvía a la actualidad. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias dispuso el nombramiento de Noelia Moreno Rojas como directora de la prisión, «ante la próxima apertura del centro penitenciario», según indicó en un comunicado, en el que se precisaba que Moreno Rojas, funcionaria del Cuerpo Especial de Instituciones Penitenciarias, cuenta con «una dilatada experiencia profesional en puestos directivos». Así, señaló que ocupaba el puesto de subdirectora de Seguridad en el centro penitenciario de Huelva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos