La Reina Doña Sofía inaugura el Congreso Nacional de Alzhéimer en Málaga

La Reina Doña Sofía inaugura el Congreso Nacional de Alzhéimer en Málaga
Ñito Salas

Un paciente, en estado inicial de la enfermedad, cuenta cómo afronta el alzhéimer

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Reina Doña Sofía ha inaugurado este viernes el VII Congreso Nacional de Alzhéimer, que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga con la asistencia de familiares, profesionales y algunos pacientes. Doña Sofía ha estado acompañada en el acto inaugural por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, y la presidenta de la Confederación Española de Alzhéimer (CEAFA), Cheles Cantabrana, entidad organizadora del congreso.

La Reina ha agradecido las palabras que sobre su apoyo al alzhéimer le han dicho las autoridades y ha expresado su aliento y ánimo a los pacientes y a sus familias, de las que ha afirmado que necesitan de un alivio en el cuidado de los enfermos.

Tras las intervenciones de las autoridades ha habido una charla en la que Cheles Cantabrana ha presentado a un paciente de la Asociación de Familiares de Logroño, Ildefonso Fernández que se encuentra en la fase inicial de la enfermedad, que ha contado cómo afrontó la noticia de su dolencia una vez que se confirmó el diagnóstico. El paciente ha pedido que los neurólogos comuniquen el diagnóstico directamente a los enfermos. Asimismo, ha reclamado más recursos para la investigación. Según ha dicho, gracias a la ayuda de la asociación de familiares de Logroño recuperó las ganas de vivir. Ildefonso Fernández ha destacado la importancia de lograr diagnósticos precoces y de que en el estadio inicial de la enfermedad se pueda seguir trabajando.

Igualmente, ha recalcado que la familia es el pilar básico para sustentar a las pacientes. "Yo no he cambiado como persona por tener un diagnóstico. Sigo siendo yo", ha asegurado. Y ha reclamado que se apruebe ya el Plan Nacional de Alzhéimer.

Este séptimo evento nacional de alzhéimer es un punto de encuentro y un foro de reflexión para hablar sobre los temas que preocupan a las asociaciones de familiares y a los profesionales. El lema del congreso es ‘Sigo siendo yo’. El objetivo es poner el foco de atención en los pacientes de alzhéimer que están en una fase muy inicial de la enfermedad para que no se les estigmatice ni se les arrebate la posibilidad de tomar decisiones sobre su futuro.

Entre los problemas que afrontan tanto los familiares como los enfermos están los retrasos en los diagnósticos por la lentitud y burocracia de la sanidad pública y la falta de centros de día para ofrecer terapia a los paciente. La escasez de apoyos por parte de las administraciones hace que los familiares deban asumir el cuidado de los enfermos, una tarea que a veces se prolonga hasta 15 años. Las asociaciones que se encargan de atender a los pacientes también se encuentran desbordadas ante el aumento de casos. Como no hay un tratamiento eficaz para curar el alzhéimer, lo que funciona mejor para retrasar el avance de la enfermedad es la combinación de las terapias no farmacológicas (estimulación cognitiva) con las farmacológicas.

En la provincia de Málaga hay unas 15.000 personas que padecen alzhéimer (4.000 en la capital. Esa cifra se eleva a unos 114.000 en Andalucía y a 1.200.000 en España. El progresivo envejecimiento de la población favorece el incremento de esta enfermedad neurodegenerativa.

Fotos

Vídeos