La reforma y Cataluña, en la conmemoración del día de la Constitución

El alcalde y detrás autoridades y portavoces municipales, ayer en la plaza de la Constitución. :: álvaro cabrera/
El alcalde y detrás autoridades y portavoces municipales, ayer en la plaza de la Constitución. :: álvaro cabrera

Los portavoces municipales muestran sus diferencias en el acto institucional por el 39.º aniversario de la Carta Magna

FRANCISCO GUTIÉRREZ MÁLAGA.

La conmemoración de los 39 años de la Constitución Española, en la plaza que lleva su nombre y sobre las placas de bronce que reproducen las primeras páginas de los periódicos con los resultados del referéndum, puso ayer en evidencia los diferentes puntos de vista de las formaciones políticas respecto a la necesidad de su reforma o actualización. La situación de Cataluña se coló también en las intervenciones de los distintos portavoces municipales.

El viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, reivindicó el compromiso de su formación con la Carta Magna. «Los unionistas reivindicamos la igualdad de todos los territorios de España, necesitamos caminar juntos hoy más que nunca», afirmó, una postura que «no tienen nada de inmovilista», puesto que están abiertos a la revisión «dentro del marco legal y respetando los principios básicos». Sí dijo que hace falta avanzar en el municipalismo, que puede «frenar el secesionismo».

Para Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, la Constitución tiene que ser reflejo de la sociedad, y en estos 40 años la española ha cambiado sustancialmente. Reconoció la labor de los constituyentes, pero indicó que la Carta Magna «debe ser el reflejo de lo que somos, no de lo que fuimos», y entiende que hoy día España es un país «plurinacional», por lo que «debemos continuar la labor de cambio que se inició en el 78», afirmó.

El portavoz socialista, Daniel Pérez, destacó que estos 39 años de vigencia de la actual Constitución han sido los de mayor desarrollo social y económico para España, que ha supuesto unir a la sociedad y que desde su aprobación «nos hemos hecho más grandes como país». Rechazó el «racismo identitario» y apeló a la solidaridad entre las regiones para que «nadie sea menos que nadie» y que la reforma de la Constitución debe servir para «avanzar otros 39 años, y no para premiar la desigualdad».

Carlos Conde, portavoz del Partido Popular, se refirió al desafío independentista y a los díficiles momentos que atraviesa el país cuando está en peligro la unidad y la soberanía nacional. Un país, dijo, «con talento, creatividad y diversidad», de los más antiguos del mundo y cuarta economía de la zona euro. Y apeló a la unidad para mantener una historia y una cultura comunes.

En su intervención, el alcalde, Francisco de la Torre, recordó los múltiples intentos a lo largo de la historia de España de contar con una Constitución del agrado de todos, y que no ha sido hasta la de 1978 cuando se alcanzó un consenso que ha hecho posible que haya sido la más duradera. Según De la Torre, «no hay constitución en Europa que supere a la española», entre otras razones porque en su elaboración los constituyentes tuvieron en cuenta lo mejor de otros textos europeos. No obstante, considera que es mejorable y entre otras cuestiones puso de manifiesto que hay que avanzar en la descentralización municipal. «Llegamos tarde a la democracia, es cierto, pero podemos sentirnos orgullosos de lo que hemos conseguido en estos años», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos