Reducción de horarios o establecer días de descanso escalonados, otras medidas

El estudio técnico para la declaración de zonas acústicas especiales recomienda eliminar el 50% de las terrazas en la plaza de la Merced

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Las medidas que contempla el Ayuntamiento para acabar con el exceso de ruido en el Centro y en Teatinos no sólo se reducen a establecer una moratoria para los negocios de hostelería y a limitar los traspasos en las zonas más afectadas. Además de estas actuaciones genéricas, el área de Sostenibilidad Medioambiental también contará con otras herramientas, entre las que se incluyen la reducción de los horarios de los negocios o incluso forzar a los establecimientos a cerrar en días escalonados para reducir el impacto ambiental.

Desde el Consistorio reconocen que estas medidas no se tomarán de forma inmediata, sino que se debatirán de forma individual entre los vecinos y los empresarios de las calles afectadas. Aun así, el estudio técnico para la declaración de zonas acústicas especiales en Málaga, realizado por la empresa Sincosur, recomienda medidas más restrictivas como la reducción del horario de las terrazas, un mayor control por parte de la Policía Local o la realización de diferentes campañas de sensibilización.

Tras analizar los resultados registrados por los sonómetros que se instalaron en 41 ubicaciones del Centro y Teatinos, el informa valora que la zona de principal afección es el entorno de la plaza Uncibay-Mitjana, en donde se concentran el grueso de las actividades de ocio nocturno en el Centro. Tras esta se sitúa el entorno de la calle Granada y Compañía, con un grado de afección medio-alto;y la calle Alcazabilla, con un grado de afección medio. En Teatinos concluye que los principales problemas se producen en la avenida Plutarco, con una afección medio-alta.

Como medidas concretas, los responsables del estudio recomiendan al Ayuntamiento la eliminación del 50% de las terrazas de la plaza de la Merced y de las zonas de Uncibay y Mitjana, y que los veladores se retiren a las 23 horas los jueves, viernes y sábados para forzar a un cambio de la tendencia horaria de la evolución del ruido en dicha zonas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos