Cosas de la Ciudad

Recorte bancario

Bancos de calle Alcazabilla cercados por las carpas montadas./
Bancos de calle Alcazabilla cercados por las carpas montadas.

Denuncian que los asientos que había junto a los jardines de calle Alcazabilla han quedado anulados al instalarse ayer allí unas carpas

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

Los bancos para sentarse son un bien muy preciado en esta ciudad, pues no abundan demasiado y los que hay siempre están ocupados cuando no deteriorados. Si a eso le unimos que algunos quedan inutilizados de las noche a la mañana, entonces se echan más en falta aún, como apunta Carlos, un lector que dice que en la calle Alcazabilla han quedado anulados todos los que había junto a los jardines al instalarse ayer allí unas carpas. «Cada dos por tres esos cuatro bancos, donde nos reunimos muchos jubilados, los inutilizan para montar carpas, tenderetes o jaimas y nos dejan sin lugar donde reunirnos», se queja. Algo que asegura sucede al menos una vez al mes. «En su tiempo se echó abajo la Casa de la Cultura porque impedía la visión del Teatro Romano y ahora cada dos por tres levantan carpas, escenarios y casetas allí mismo. Es un contrasentido que no logro entender».

Donde también echan en falta bancos para sentarse es en la Alameda de Capuchinos. Los vecinos los vienen reclamando desde hace tiempo y piden que se instalen, ya que dicen que es una avenida muy larga de recorrer y las personas mayores no tienen donde hacer un alto en el camino. La petición ha sido cursada por la asociación de vecinos del barrio al Ayuntamiento y está a la espera de su tramitación.

Banco en la plaza del Civil. Carpas instaladas ayer en la calle Alcazabilla.

En otros lugares de la ciudad donde sí existen bancos resulta que éstos están muy deteriorados, como los existentes en la plaza del Hospital Civil, justo en la entrada de Urgencias, según afirma otro ciudadano que se dirige a esta sección para denunciar que el deterioro de ese mobiliario urbano es «notable». Señala además que se trata de unos bancos que son muy utilizados al encontrarse junto al centro hospitalario.

Pasillo de Santa Isabel: Acera encharcada por un escape de agua

Acera encharcada.
Acera encharcada.

En la acera del Pasillo de Santa Isabel se viene formando charcos de agua desde hace tiempo, según denuncia un ciudadano, quien señala que en el pie de una farola que hay allí hay un salidero de agua de una antigua tubería que regaba los árboles que había antes. Esa tubería afirma que está rota, por lo que dice que cada vez que se abre la llave de paso para regar unos jardines próximos sale agua por la tubería rota y se forman los charcos en la acera, al quedar estacada y no tener pendiente hasta el alcantarillado. Según este lector, que envía al periódico varias fotografías en las que se aprecian los charcos de agua en ese tramo del Pasillo de Santa Isabel, incluso hay sótanos en la zona que tienen humedades a consecuencia de esto. Será cuestión de que los operarios municipales revisen esa salida de agua, pues resulta hasta peligroso pasar por ese tramo de acera cubierto de agua.

Fotos

Vídeos