Reclaman mejoras en la medicina de familia para que deje de ser la hermana pobre de la sanidad

Asistentes al acto en el Colegio de Médicos. /SUR
Asistentes al acto en el Colegio de Médicos. / SUR

El Colegio de Médicos de Málaga exige dignificar la atención primaria y que trabajar en ella sea un orgullo y no una pesadilla

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El buen funcionamiento de la atención primaria es clave para que haya una sanidad pública de calidad. Sin embargo, los centros de salud malagueños atraviesan por una difícil situación, lo que redunda negativamente en el trabajo que se presta y hace que los médicos de familia no puedan desarrollar su actividad en condiciones adecuadas por la falta de recursos y una sobrecarga laboral. Con el objetivo de lograr mejoras y conseguir la segunda reforma de la atención primaria, el Colegio de Médicos de Málaga ha puesto en marcha una campaña para dignificar el papel de los facultativos de familia. «La medicina de familia no puede seguir siendo la Cenicienta y la hermana pobre de la sanidad pública. Desde el Colegio de Médicos queremos reivindicar a esta especialidad para que ejercerla sea un orgullo y no una pesadilla», ha dicho este martes el coordinador de la campaña y responsable de atención primaria en el Colegio de Médicos de Málaga, José Antonio Trujillo.

En ese contexto, el presidente de los médicos malagueños, Juan José Sánchez Luque, ha remarcado la necesidad de que la Administración sanitaria andaluza lleve a cabo la segunda reforma de la atención primaria, una actuación que considera imprescindible para que el modelo funcione. «Hemos elaborado esta campaña de dignificación de la medicina de familia con mucha ilusión. Llevamos mucho tiempo trabajando por la mejora de la atención primaria. Hay que sentir el orgullo de hacer la especialidad de medicina de familia y luego ejercerla», ha señalado Sánchez Luque. Según ha manifestado, hay que volver a situar a la atención primaria en el centro de gravedad del sistema sanitario público.

La campaña para destacar la figura del médico de familia se difundirá a través de las redes sociales. Para ello se ha elaborado un vídeo en el que se incide en que la atención primaria es la puerta de entrada a la sanidad pública y, por tanto, merece ser dotada de más recursos humanos y tecnológicos. «Es una campaña en positivo», ha afirmado José Antonio Trujillo. En el vídeo ha participado de forma desinteresada la médica Estefanía López Rubia.

En la provincia de Málaga hay colegiados 1.412 especialistas en medicina familiar y comunitaria, de los que 778 son mujeres y 634, hombres. Esos profesionales se enfrentan al agotamiento del actual modelo, como ha indicado el doctor Trujillo. «Vivimos una situación contradictoria. En los últimos años estamos asistiendo al mayor desarrollo de la medicina de familia, pero a la vez estamos en un entorno sanitario donde comprobamos signos inequívocos de agotamiento del modelo», ha precisado Trujillo, que ha calificado a los médicos de familia como «especialistas en personas».

Entre las actuaciones que el Colegio de Médicos de Málaga considera necesarias con urgencia para dignificar a la medicina de familia están el aumento de la plantilla de profesionales, aplicar mejoras en las cargas de trabajo y en la jornada laboral, incrementar la capacidad de resolución de los centros de salud, dotándolos con más herramientas tecnológicas y destinar una mayor financiación para la atención primaria.

Una vez presentada la campaña a los medios de comunicación, el Colegio de Médicos de Málaga ha rendido homenaje a los 14 médicos de familia que se jubilaron desde enero de 2017. Asimismo, se ha reconocido a los 54 facultativos residentes (MIR) que terminarán este año su especialidad en Málaga. A ese respecto, el doctor Trujillo ha puesto de manifiesto la importancia de que esos médicos sean contratados por la sanidad pública cuando terminen su formación con ofertas laborales estables. 

Temas

Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos