Reclaman más inspecciones en la oferta reglada y, sobre todo, en la clandestina

El colectivo remarca que tres inspectores de la Junta para toda la provincia resultan insuficientes para vigilar los alojamientos turísticos

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

En la provincia hay 15.000 inmuebles que ya operan de forma reglada como viviendas con fines turísticos, a los que la Junta exige una serie de requisitos en materia de accesibilidad, seguridad y confort, pero ¿qué pasa con aquellos que se han quedado fuera de la normativa autonómica, ya sea porque incumplen algunos de los preceptos o porque directamente sus propietarios prefieren seguir en la clandestinidad? Ésa es la pregunta que lanza el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga para exigir a la Junta de Andalucía una mayor vigilancia. «Es necesario que se refuercen los controles porque si hay 15.000 viviendas inscritas puede haber otras tantas que no lo están. Las primeras se supone que están controladas, aunque si en la provincia hay sólo tres inspectores se antoja complicado, pero ¿qué ocurre con las demás?», advierte su presidente Fernando Pastor.

Sobre esta cuestión, el consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, aseguraba hace unos días durante un acto en Marbella de que el Gobierno regional actuará «con las fórmulas que permita la ley» contra los portales de comercialización que ofrezcan viviendas turísticas que carezcan de número de registro, además de pedir «colaboración contra la clandestinidad».

De forma paralela, Pastor también lanza un recado a los ayuntamientos para que «den un paso más allá y cuando concedan licencias de primera ocupación de viviendas de uso doméstico no se puedan cambiar tan fácilmente a turístico».

Fotos

Vídeos