Reclama daños por un ficus

Ernesto Díaz junto a las ramas del ficus que se meten en su vivienda y afirma causa grietas./
Ernesto Díaz junto a las ramas del ficus que se meten en su vivienda y afirma causa grietas.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

E rnesto Díaz Rovira, hermano de Inmaculada Díaz Rovira, la mujer denunciada junto a un jardinero por «la tala y eliminación» de un ficus cuyas ramas penetraban en su vivienda de El Tarajal, ha reclamado al Ayuntamiento el pago de 701,80 euros por los daños que asegura está causando el árbol a su vivienda. La reclamación se basa en el informe realizado por un perito de la compañía de seguro de la vivienda, y se produce después de que, según Díaz Rovira, los últimos temporales de lluvia y viento hayan causado más daños a la vivienda. También ha efectuado una reclamación patrimonial al Ayuntamiento para que reponga los 2.355 euros que le fueron intervenidos de la cuenta del jardinero que realizó en su momento la polémica poda del ficus. El caso arranca el 25 de septiembre de 2013 cuando una patrulla del Grupo de Medio Ambiente de la Policía Local sorprendió en una parcela situada junto a una vivienda en el número 66 de la calle Guadalquivirejo, en la barriada de El Tarajal, a un jardinero podando dos pinos con una motosierra, observando también los agentes que se había talado un ficus así como otro árbol. A raíz de esta intervención el Ayuntamiento inició un expediente sancionador al tipificar los hechos como una infracción a la ordenanza de promoción y conservación de zonas verdes. La sanción por la falta de licencia ascendió a 300 euros, y la impuesta por la «tala y eliminación» del ficus fue cifrada en 3.855,44 euros, cantidad en la que se estimó la cuantía para reponer otro ficus de las mismas características, importe que la propietaria de la casa y el jardinero al que se le encargaron los trabajos han de pagar, y que ha supuesto incluso el embargo de la cuenta bancaria de la primera.

Sin embargo, Ernesto Díaz Rovira mantiene que el ficus «en ningún momento fue eliminado», y se fotografía junto a las ramas del árbol que penetran en el patio de la vivienda familiar donde dice que provoca y provocaba daños, motivo por el cual afirma encargaron su poda a un jardinero profesional. Parques y Jardines se mantienen firme en el contenido del expediente abierto en su día y sostiene que el ficus fue talado «a la altura de la rodilla». En desacuerdo con una sanción que considera injusta, Díaz Rovira intervino en el último pleno del Ayuntamiento para exponer su caso y ha solicitado en cuatro ocasiones entrevistarse con el alcalde, sin éxito hasta el momento. El concejal del PSOE Sergio Brenes no se explica que le hagan reponer un ficus que sigue estando en la zona y que, además, asegura es una especie que el Ayuntamiento ha dejado de plantar desde el año 2011 por los problemas que ocasionan en las aceras, según los datos que ha obtenido en diversas iniciativas emprendidas por su grupo.

Una de las paradas.
Una de las paradas.

Transportes: autobús al Jardín Botánico

Acudir al Jardín Botánico es complicado, según afirma Antonio García, un ciudadano que señala que muchos de sus visitantes tienen que caminar desde el final de la parada de la Línea 2 de la EMT, en Ciudad Jardín, hasta La Concepción. Efectivamente se trata de la línea de la Empresa Malagueña de Transportes, (EMT), que más cerca deja de ese destino, pero existe otro medio de transporte perteneciente a la empresa Málaga Tour, que cubre el trayecto desde el Museo del Automóvil y las estaciones de Tren y Autobús hasta el Jardín Botánico, es diario, salvo los lunes al estar cerrado el recinto, y cuesta 1,30 €.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos