Reactivan el plan urbanístico que obliga a Limasa a abandonar La Térmica

Recreación del proyecto de La Térmica, en primer término, y de la segunda fase de El Pato, al fondo. /SUR
Recreación del proyecto de La Térmica, en primer término, y de la segunda fase de El Pato, al fondo. / SUR

El proyecto, que será aprobado en próximas fechas por la Gerencia de Urbanismo, contempla la construcción de dos manzanas con 312 pisos

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La reactivación de proyectos urbanísticos que llevaban años aletargados por la crisis se deja notar especialmente en la fachada del litoral oeste de la capital, donde las grúas ya trabajan en la construcción de nuevos bloques de viviendas en el entorno del complejo de la antigua Tabacalera. En el extremo más occidental de esa fachada, también existen planes para poner en marcha a corto plazo las operaciones de Torre del Río y de la parcela de La Térmica, que suman 1.373 nuevas viviendas entre las dos. A ambas actuaciones va a sumarse un tercer desarrollo previsto por el PlanGeneral de Ordenación Urbanística desde los años noventa y que todavía no ha 'saltado', como definen los expertos en urbanismo. Se trata de la conocida como segunda fase del sector de la finca El Pato, que abarca los suelos en los que todavía se encuentra una sede de Limasa, para la que ya se activa la cuenta atrás para abandonar este espacio de la ciudad.

Según ha podido confirmar este periódico, los promotores de este ámbito, entre los que se encuentra el Ayuntamiento y la empresa municipal de limpieza, han puesto en marcha los trámites que faltaban para poder llevar a cabo la transformación de este sector en una nueva urbanización que albergará dos manzanas para bloques de pisos con bajos comerciales, y un suelo para uso público social de 11.050 metros cuadrados. La operación, para la que la Gerencia Municipal de Urbanismo prevé aprobar próximamente el proyecto de reparcelación, paso previo a la urbanización, suma 312 viviendas distribuidas en dos conjuntos edificatorios que alcanzarán diferentes alturas.

Prolongación de la avenida

Según el diseño de la actuación, que cuenta con el asesoramiento del abogado Manuel Jiménez Baras, del despacho Ius Urbis, y del estudio de arquitectura Coboros, supondrá la prolongación de la avenida de Imperio Argentina hasta la rotonda existente en la confluencia de la calle Pacífico con el acceso a la urbanización de Sacaba Beach. Al oeste de este nuevo vial de 44 metros de anchura y que conectará en línea recta el entorno del Palacio de Deportes Martín Carpena con la fachada litoral, se ubicará la parcela para un equipamiento público de uso social. Y al este, colindando con los suelos en los que está previsto el desarrollo de La Térmica, frenado actualmente por un procedimiento judicial, las dos manzanas para uso residencial, separadas por una nueva calle peatonal.

La empresa de limpieza, dispuesta para el traslado

Responsables de Limasa apuntaron a este periódico que la empresa está dispuesta para acometer el traslado de sus instalaciones en La Térmica a otro espacio de la ciudad en el momento en que sea necesario. «Es posible que se lleve a cabo para agosto o septiembre», indicaron. Las instalaciones de Limasa en La Térmica ya únicamente sirven como aparcamiento de los tractores que trabajan en las playas y de otros vehículos de limpieza de la zona de Carretera de Cádiz. Para reemplazar a esta parcela que la empresa pierde como zona de estacionamiento, ya está previsto el uso de un solar situado en la calle Hermanas Bronte, en el polígono Guadalhorce. Únicamente será necesario alisar el terreno y vallarlo para que pueda ser empleado por la flota de la empresa municipal de limpieza. Desde ella aclararon igualmente que los derechos edificatorios que Limasa posee en la zona de El Pato han sido transferidos al Ayuntamiento, ya que forman parte de los activos que el Consistorio aportó a la actual sociedad, en la que participa con un 49%. De este modo, el Consistorio posee prácticamente la mitad de los derechos para edificar en estos terrenos.

La manzana más próxima a la playa contará con un bloque de planta baja más diez y otro de baja más seis más ático que abrazarán una nueva plaza de uso público sobre el aparcamiento de todo el conjunto. Esta manzana sumará 150 viviendas.

Por su parte, en la situada al otro lado de la nueva calle peatonal, junto al camino de la Térmica, podrán construirse 162 pisos en edificios que podrán alcanzar una altura de planta baja más seis más ático. En las plantas bajas se han previsto usos comerciales que suman 1.247 metros cuadrados de superficie construida.

Las obras para reurbanizar toda la zona, una vez que Limasa abandone sus actuales instalaciones, que deberán ser demolidas, están valoradas en más de tres millones de euros y se ha estimado un plazo de ejecución de dos años para poder completarlas, una vez que sean aprobadas y comiencen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos