Una quincena de niños del colegio Alegría de la Huerta, afectados por la procesionaria

Padres, en el patio y bajo el pino del que caen las orugas. /Fernando González
Padres, en el patio y bajo el pino del que caen las orugas. / Fernando González

Los padres y el centro han solicitado al Ayuntamiento que tale un pino ante un problema que se repite cada año

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Como cada día, los niños de Infantil del colegio Alegría de la Huerta, situado en la barriada de Ciudad Jardín, salieron al patio a jugar durante el recreo. Un gran pino situado en el propio centro escolar, aunque fuera del recinto del patio, proporciona sombra con sus ramas que cubren parte del patio. Pero del árbol caen también las orugas de la procesionaria, que han provocado erupciones cutáneas a una quincena de niños y niñas, según confirman los partes de Urgencias facilitados por las familias a este periódico.

No es un problema nuevo, afirman desde el centro y confirman los padres, y cada año desde Parques y Jardines se fumigan los nidos de la procesionaria cuando se aproxima la primavera, pero son unos tratamientos que no terminan con la plaga, que cada año ocasiones estos mismos problemas entre los niños que utilizan el patio de Infantil, aunque en esta ocasión el problema ha sido mucho más grave, por el número de afectados y también por las alergias que han ocasionado erupciones cutáneas por todo el cuerpo de los niños. Los padres, asustados, han acudido a los centros de salud e incluso a urgencias, donde se les han recetado histamínicos. La gravedad de las erupciones ha hecho incluso que algunos niños hayan tenido que pasar de nuevo por los centros de salud.

Erupciones en la piel de un niño.
Erupciones en la piel de un niño.

La jefa de estudios del centro, Inmaculada Chilla, comentó que desde hace años reclaman al Ayuntamiento que se tale el árbol, puesto que los problemas con la procesionaria son recurrentes. En este sentido, indicó que en semana blanca se fumigó, y por esto pensaban que se había acabado con la procesionaria y no era peligroso llevar a los niños al patio. Pero el tratamiento no eliminó las orugas, que, reconoció la profesora, han afectado en esta ocasión a más niños.

Críticas a la fumigación

Ayer mismo se volvió a fumigar, algo muy criticado por los padres, pues los productos químicos pueden ser perjudiciales para sus hijos, que utilizaron el patio poco después de pasar los operarios. Culpan además a la directora del centro de llevar a los pequeños al patio, sabiendo de la presencia de las orugas de la procesionaria. «El lunes tuvimos una reunión con la directora y nos aseguró que se había fumigado en semana blanca. Pero ha sido una irresponsabilidad llevar a los niños al patio. No sabemos cómo se puede hacer esto. Los padres estamos muy indignados», aseguró uno de los afectados. En el caso de su hijo, ha tenido que ir a Urgencias en dos ocasiones. Y ayer no pudo asistir al colegio por el dolor que le provocan las erupciones por todo el cuerpo. «Si se hubiera llevado la mano a la boca, con el polvo del nido o de las orugas, mi hijo ahora estaría ingresado por la reacción alérgica», afirmó. Los padres han solicitado una reunión con la delegada de Educación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos