C's quiere liderar el cambio generacional en política

El Campus Joven de Ciudadanos se inauguró ayer / Álvaro Cabrera
Crónica política

El Campus Joven de la formación naranja reúne en Málaga a unos 200 liberales de toda España, que hoy asistirán a la ponencia de su líder, Albert Rivera

El Campus Joven de Ciudadanos se inauguró ayer tarde en un hotel de Málaga con un mensaje común en las intervenciones: el partido naranja debe y quiere liderar el cambio generacional en la política española. Fernando de Páramo, secretario de Comunicación; Toni Roldán, diputado y portavoz de Economía en el Congreso; Sergio del Campo, diputado nacional; Juan Marín, presidente de la formación en Andalucía; y Juan Cassá, portavoz en el Ayuntamiento de la capital, incidieron, ante unos 200 jóvenes liberales llegados desde los distintos rincones del país, en que ante los cambios que se están produciendo Ciudadanos está llamado a abanderar ese cambio generacional que traiga, a su vez, nuevos aires a la política nacional.

Fue De Páramo quien más incidió sobre esta idea ya que sostuvo que en la empresa privada, en las organizaciones sociales y en otros estamentos está llegando una nueva generación a los puestos de responsabilidad y que esta transformación también debe llegar a la política. El dirigente catalán sostuvo que está emergiendo una nueva generación que debe sustituir a otra en la política.

En la misma línea, Roldán aseguró que es el momento de revolverse y que ha llegado la hora de que los jóvenes cojan las riendas y reivindiquen una manera diferente de hacer las cosas ante los desafíos que tiene por delante el colectivo, principalmente, el desempleo juvenil. El diputado nacional puso como ejemplo la llegada de Emmanuel Macron a la presidencia de la República Francesa, como representante de los nuevos aires generacionales en la política europea.

También Juan Marín emplazó a la juventud de su partido a ser el motor del cambio tanto en Andalucía como en el resto de España y subrayó que ha llegado el momento de Ciudadanos.

En la mesa redonda moderada por la responsable de Juventud de la dirección naranja, Melisa Rodríguez, los intervinientes subrayaron que son un partido liberal-progresista que está a favor de la globalización y de la libertad; que son una formación que apuesta por atraer el talento y la regeneración de la política; y que son un partido útil y con capacidad de diálogo como demuestra la aprobación de la Ley de Autónomos.

En clave local, Juan Cassá destacó que la presencia de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga como llave de la gobernabilidad se aprecia en que se da estabilidad política a la institución, hay un control férreo del equipo de gobierno popular y se hacen propuestas innovadoras para mejorar una ciudad moderna y llena de oportunidades.

Unos planteamientos que escuchó sentado en primera fila Albert Rivera, líder nacional de Ciudadanos, quien hoy intervendrá en la segunda jornada de este campus con una ponencia política. Junto a él estuvieron los diputados por Málaga Irene Rivera -hacía tiempo que no se la veía en un acto público en la provincia- y Guillermo Díaz, el alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado y el secretario de Organización del partido, el todopoderoso Fran Hervías. Entre las ausencias, dos destacadas: la de Inés Arrimadas, portavoz del partido en Cataluña, cuya presencia estaba anunciada pero que tuvo que quedarse en Barcelona tras los últimos acontecimientos políticos y judiciales relacionados con el proceso independentista; y Gonzalo Sichar, portavoz en la Diputación Provincial, alineado en la corriente crítica con la dirección del partido.

Fotos

Vídeos