El Puerto de Málaga recibe menos mercancías pero crece en cruceristas

El Palmeral y el Muelle Uno cerrarán el año con más de diez millones de visitantes, y también aumentan los pasajeros de la línea con Melilla

IGNACIO LILLO MÁLAGA.

La evolución de las cuentas del Puerto en los seis primeros meses del año no ha sido ajena a las inclemencias del tiempo y a la inestabilidad que produjo la huelga de estibadores; pero tampoco al auge de Málaga como destino turístico y cultural. El tráfico de mercancías ha descendido levemente, pero se ha visto suplido por un fuerte incremento de cruceristas y de viajeros. Entre el aluvión de datos, destaca uno que habla de la consolidación del Palmeral y del Muelle Uno como uno de los principales polos de atracción de la capital, y se espera que el año se cierre con más de diez millones de visitantes, un 10% más que el anterior.

En el apartado de cargas, han ido bien los contenedores, mientras que descienden los graneles sólidos y líquidos y la importación de vehículos. El descenso medio fue del 3,8%, lo que es fruto, según el presidente, Paulino Plata, de una convergencia de factores, como las malas cosechas por la meteorología inestable y el hecho de que al menos un barco se desviara por las protestas laborales. En cambio, Málaga se abre paso como punto de avituallamiento de cruceros y megayates, en especial en la actividad de 'bunkering' (repostaje).

El de mayor incremento

Entre las líneas de trabajo positivas, los turistas a bordo de cruceros han crecido más del 18%, y el de la capital es el puerto que más aumenta del país, según los datos ofrecidos ayer. En estos seis meses se han movido 201.975, a bordo de 125 escalas (un 22,5% más). Mayo fue el mejor mes. Esta actividad vuelve a la senda de las 300 escalas anuales, tras estancarse los últimos cuatro ejercicios en el entorno de los 230 a 250.

A su vez, el Melillero, gracias a las dos líneas que ya operan, está creciendo a un ritmo del 12,7%, hasta los 123.518 viajeros. En lo que va de Operación Paso del Estrecho ya se nota un incremento del 10%. Con todo ello, los resultados económicos provisionales duplican los beneficios del año anterior, con unos 307.000 euros.

Sobre los proyectos de futuro, Plata aseguró que nunca había habido «tantos expedientes abiertos sobre el dominio portuario», para aprovechar la situación de privilegio en la que está Málaga. Los muelles tienen proyectos pendientes por un valor de 200 millones de euros y 1.200 empleos previstos. Hay contactos continuos con inversores y, entre ellos, Plata destacó que varias empresas están estudiando promover el fallido puerto deportivo de San Andrés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos