El Puerto de Málaga aprueba el concurso para una marina de megayates entre los muelles 1 y 2

Uno de los megayates atracados en el muelle 2, junto al Palmeral de las Sorpresas. /SUR
Uno de los megayates atracados en el muelle 2, junto al Palmeral de las Sorpresas. / SUR

Los inversores tendrán un plazo de tres meses para optar a la concesión, que permitirá el amarre de unos 40 barcos de lujo de hasta cien metros

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó ayer los pliegos de bases y condiciones del concurso público para la concesión de la dársena del Marqués de Guadiaro, entre los muelles 1 y 2, con el objetivo de crear una marina para megayates. Las condiciones definitivas se van a acordar con Puertos del Estado y la Abogacía General, y se espera que en el plazo de un mes se puedan publicar en el BOE. A partir de ese momento, los inversores tendrán un plazo de tres meses para presentar sus ofertas.

La convocatoria está abierta a las propuestas arquitectónicas y económicas de los licitadores, aunque, según las primeras ideas que se han analizado, daría cabida a un máximo de 40 buques, de 30 a 100 metros de eslora (y hasta 20 de manga), tal y como adelantó SUR el pasado sábado. Además, se utilizarán unas instalaciones que se construyeron junto a la Farola, dentro del Plan Especial en el centro comercial Muelle Uno (el cubo de cristal de baja altura, que hasta ahora no ha tenido ningún uso) y que servirán para lo que se diseñaron, esto es, como estación marítima.

La convocatoria pretende conceder la explotación del espacio (todo el muelle 1 y casi la mitad del 2) por un plazo de entre 6 y 20 años, según informó ayer la Autoridad Portuaria. Se ofrece una superficie de agua de 41.484 metros cuadrados, con 4.830 de tierra, y una longitud de muelle de 770 metros. La inversión deberá ser de un mínimo de 2,5 millones de euros y un máximo de 9,5.

El presidente del Puerto, Paulino Plata, mostró ayer su confianza en que la concurrencia tenga éxito y se produzca una «lucha productiva» desde el punto de vista económico para la institución. Como puntos fuertes, destacó la proximidad y la buena sintonía con el aeropuerto y, en particular, con la terminal de vuelos privados, para aprovechar sinergias con la futura marina de megayates. Al tiempo, destacó que la iniciativa ha despertado el interés del resto de autoridades portuarias de Andalucía, para generar rutas y experiencias, tales como la posibilidad de remontar el Guadalquivir hasta Sevilla, o visitar la Bahía de Cádiz, la ría de Huelva, la costa de Granada y el Cabo de Gata, entre otros. «Se trata de sumar esfuerzos para poner en valor rutas por nuestra costa, como ocurre en zonas como Baleares y otras de Europa, con un alto interés cultural y de naturaleza». A ello, añadió un tercer objetivo, como es el de ser complementarios con Puerto Banús y la oferta turística de Marbella. Además de las posibilidades para el avituallamiento y con fines turísticos, se ofrecerán servicios técnicos y de mantenimiento, gracias a la cercanía al astillero Mario López.

El pliego propone un plazo de hasta 20 años y una inversión mínima de 2,5 millones de euros

El consejo también adjudicó las obras del proyecto de acondicionamiento a su estado original del espigón de la Térmica, que pasará a tener uso ciudadano. Se ha encargado a la UTE Ogensa-Verosa, por un importe de 305.654,20 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

En este apartado, también se han contratado los trabajos para la reforma estructural de la viga cantil y la instalación de las nuevas defensas y puntos de atraque en el muelle de Levante y el Adosado al Dique de Levante (ADL). Fue adjudicado a Ferrovial Agromán por un importe de 1.545.008,58 euros y un plazo de ejecución de doce meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos