El Puerto de la ciudad consigue mermar la estacionalidad en el sector de cruceros

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El Puerto de Málaga también goza de un momento dulce en el sector de cruceros. Tanto que el crecimiento que la Autoridad Portuaria espera para el conjunto del verano evidencia que está en la senda de reducir la estacionalidad en el sector de cruceros, que tiene en los meses de octubre y noviembre y de abril y mayo su temporada alta. Y es que el Puerto espera elevar un 21% el tráfico de cruceros en el periodo estival, con cerca de 200.000 pasajeros en 97 escalas programadas en el recinto portuario entre los meses de junio y septiembre. «La tendencia al alza de esta actividad en la época estival rompe con la estacionalidad del turismo de cruceros en la capital, cuya cifra resulta tradicionalmente importante durante las temporadas de primavera y otoño», apuntaron ayer desde Málagaport.

En esta mejora de la estacionalidad ha sido clave la compañía británica Thomson Cruises y la naviera de origen griego Variety Cruises, que han puesto el foco en Málaga como puerto base. «Es un revulsivo para el tráfico de cruceros durante el verano: se prevé un total de 28 escalas con inicio y/o fin de itinerario en la capital malagueña con unos 70.000 pasajeros en base, es decir, 30.000 más que en el mismo periodo del año anterior, lo que representa un 35% del total de cruceristas previstos durante la temporada de verano», explicaron.

Además, desde Málagaport destacaron que «cuatro buques de crucero visitarán por primera vez el recinto portuario entre los meses de junio y septiembre, todos ellos pertenecientes a compañías exclusivas que, cada vez más, eligen Málaga como parte de sus itinerarios por la cercanía del puerto a la capital y la oferta gastronómica, cultural, comercial y de ocio del destino».

Fotos

Vídeos