El PSOE de Málaga saca pecho sobre los avances en derechos sociales en Andalucía

Los intervinientes en el acto celebrado en la ONCE. / ÑITO SALAS
Los intervinientes en el acto celebrado en la ONCE. / ÑITO SALAS

Celebra un acto con una treintena de colectivos para poner en valor las leyes de Renta Mínima, Atención a la Discapacidad y Servicios Sociales

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El PSOE de Málaga sacó pecho ayer tarde sobre los avances en derechos sociales en Andalucía por la gestión del gobierno de la presidenta Susana Díaz al frente de la Junta. Así lo puso de manifiesto el líder socialista en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, en un acto ante una treintena de colectivos sociales y donde estuvo acompañado por la consejera de Igualdad, María José Sánchez Rubio, la portavoz del PSOE en Igualdad en el Parlamento autonómico, Soledad Pérez, y el portavoz del partido en el Ayuntamiento de la capital, Daniel Pérez.

«El gobierno de Susana Díaz sigue avanzando en derechos sociales», afirmó Ruiz Espejo. El secretario general socialista sostuvo que la apuesta social de la Junta se concreta en la creación de tres nuevas leyes autonómicas: la de Renta Mínima de Inserción Social -que beneficiará a unas 7.700 familias en la provincia-, la de Atención a la Discapacidad -que cuenta con un gasto previsto de unos 1.300 millones de euros- y la de Servicios Sociales.

Según el también delegado de la Junta en Málaga, estas leyes siguen ampliando los derechos y sirven para demostrar que «hay otra forma de gobernar pese a la situación económica que existe a nivel general en el conjunto español». «El Estado del Bienestar es el gran patrimonio que tenemos en Andalucía, incluso en tiempos de crisis se ha permitido crear una arquitectura para proteger a la ciudadanía con menos recursos para conservar su cuarto pilar, es una apuesta que hoy queremos compartir con todos los colectivos y asociaciones de la provincia de Málaga», recalcó.

«Las personas, en el centro»

Por su parte, María José Sánchez Rubio reivindicó la importancia de consolidar los derechos de ciudadanía dentro de los servicios sociales que se prestan a los ciudadanos. «Al igual que ocurre con la salud, para los socialistas, dar acceso universal a toda la ciudadanía con determinados problemas sociales es una ayuda que debemos cubrir desde lo público con prestaciones garantizadas, colocando a las personas en el centro de la acción política», subrayó.

A este respecto, la consejera de Igualdad recordó que el consejo de gobierno del pasado martes aprobó el decreto que regula la contratación social, lo que garantiza, en igualdad de oportunidades, trabajar con la iniciativa no lucrativa y con el tejido asociativo en materia de contratación pública, «dando cercanía y representatividad a colectivos destacados como el de los discapacitados» que incluye a 700.000 personas en Andalucía, o de 120.000 personas en el caso de la Renta Mínima.

Además, incidió en que estas leyes ya cuenta con consignaciones económicas. «No hablamos solo de una declaración de intenciones, son políticas que tienen consagrado ya unos presupuestos que están aprobados y que dan estabilidad a Andalucía», apostilló Sánchez Rubio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos