El PSOE propone que el Ayuntamiento de Málaga y los grandes consumidores financien las obras de Emasa

F.J.

Los socialistas aseguran que hay alternativas para evitar el canon que el equipo de gobierno pretende aplicar en el recibo del agua

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El PSOE tiene un plan B para evitar la subida en el recibo del agua que contempla Emasa para financiar la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento de la ciudad, valoradas en 130 millones de euros. A la espera de la reunión de la mesa técnica del agua integrada por todos los grupos políticos y las asociaciones de consumidores, los socialistas han planteado este lunes al alcalde tres propuestas para que la empresa municipal pueda acometer estas obras sin cargar a las familias. Según ha anunciado el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, la principal medida sería que dentro de los 80 millones de euros que el equipo de gobierno pretende incluir en un expediente de modificación de créditos se destinen 13 millones a mejorar las infraestructuras de Emasa, una partida que debería mantenerse durante los próximos diez años. Del mismo modo, los socialistas también apuestan por aplicar un canon específico para los grandes consumidores, de forma que las empresas que más agua gastan asuman esa subida en lugar del usuario doméstico, además de una reducción del gasto en Emasa tanto en licitaciones como en externalizaciones de servicios como el de atención telefónica o el del gabinete jurídico.

«Los ciudadanos ya han pagado demasiados despropósitos de los gobiernos del PP como para que le vuelvan a tocar el bolsillo para acometer unas inversiones que no son necesarias de un día para otro, sino que son resultados de años de mala gestión», ha advertido Pérez, quien ha avanzado el inicio de una ronda de contacto con el resto de grupos políticos y con los consumidores para abordar estas propuestas.

Por su parte, la concejala socialista y consejera en Emasa, Begoña Medina, ha destacado que el plan de actuaciones planteado por el gerente de Emasa «ha sacado a la luz las vergüenzas del Ayuntamiento, exponiendo públicamente la dejadez en la gestión de la empresa pública, con inversiones que son necesarias y fueron identificadas décadas atrás».

Como ha venido informado SUR, desde Emasa se plantea la necesidad de acometer en los próximos años un paquete de medidas para renovar la red de abastecimiento y saneamiento, además de avanzar en la separación de las canalizaciones para aguas pluviales, de forma que se eviten situaciones de inundación en momentos de fuertes lluvias, entre otras actuaciones, como las planteadas para evitar vertidos procedentes de aguas residuales en el mar y para hacer posible el uso del agua reciclada en las depuradoras para riego. Emasa ha calculado un presupuesto total de 130 millones de euros para todas estas actuaciones que pretende financiar con una subida del recibo.

Fotos

Vídeos