PSOE y UGT Prisiones critican la gestión de la cárcel de Archidona

Alberto Garzón, junto a miembros de IU, en la prisión. :: sur/
Alberto Garzón, junto a miembros de IU, en la prisión. :: sur

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, pide la reprobación del ministro del Interior por saltarse la ley «con impunidad»

FERNANDO TORRES ARCHIDONA.

Representantes del PSOE y de UGT Prisiones a nivel nacional y andaluz han unido sus voces para preguntarle al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por la apertura del Centro Penitenciario Málaga II, ubicado en Archidona. Los secretarios de empleo y relaciones laborales del PSOE-A, Noelia Suárez y José Carlos Durán, el diputado nacional Miguel Ángel Heredia y el responsable federal del sindicato para el colectivo penitenciario, Antonio González, mantuvieron ayer una reunión de trabajo en la que todos señalaron la doble problemática que genera el hecho de que la prisión de Archidona, todavía sin inaugurar, se esté empleando como Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). «Se está encarcelando la inmigración y se está retrasando la incorporación de compañeros que ya tienen su plaza en el centro», señaló González.

El responsable de UGT Prisiones matizó que hay 240 funcionarios esperando su plaza en Archidona, de los cuales 9 ya han sido cesados en sus anteriores destinos. Además, algunos de ellos han escolarizado a sus hijos en colegios de la zona. «Instituciones Penitenciarias y el Gobierno están saltándose la Constitución», aseveró. La apertura de la cárcel estaba prevista para 2013, año en el que fue construida. Desde entonces, Interior ha ido argumentando diferentes motivos para posponer la inauguración, fechada actualmente para principios de año, a pesar de los «numerosos desperfectos materiales» que se están produciendo en las instalaciones.

Por tanto, Heredia preguntó a Zoido, literalmente, «¿cuándo va a abrir de una vez por todas la cárcel?». El diputado recordó que la prisión ya tiene una orden ministerial que la habilita como tal, por lo que cuestionó que pueda ser utilizada como CIE.

González también recordó que la apertura del centro de Archidona está llamada a descongestionar el de Alhaurín de la Torre, concebido para albergar a 900 reclusos, actualmente con «más de 1.200». Subrayó también la necesidad urgente de mejorar las condiciones de seguridad del colectivo y de que se equiparen los salarios con otros cuerpos de seguridad.

De forma simultánea, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, visitó la prisión de Archidona, donde dijo que sería conveniente «iniciar el proceso de reprobación» de Zoido, como medida complementaria a las acciones legales que anunció antes de ayer -en fase de estudio por parte del gabinete jurídico del partido-. El líder malagueño señaló la «impunidad» con la que el Partido Popular está actuando en este caso.

Garzón recordó que se están cometiendo «irregularidades y delitos manifiestos». Señaló la presencia de menores de edad «con mayores de edad en un lugar que es una cárcel, que ni siquiera está habilitada ni para ser cárcel ni para ser Centro de Internamiento de Extranjeros». Con la reprobación pretende «facilitar que Unidos Podemos permita que el Parlamento se exprese, y de manera coherente, reprobando a Zoido para que vea que hay una sociedad que sí está mirando lo que hace mal el PP», pese a «ser consciente de las limitaciones» que tienen las reprobaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos