El PSOE pone en cuestión la utilidad del suelo que se expropiará a la familia del alcalde

J. H. MÁLAGA.

El inicio del proyecto para expropiar un suelo de 563 metros cuadrados situado entre los brazos en forma de 'V' del arroyo de los Pilones, en Pedregalejo, entre cuyos propietarios se encuentra el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y sus hermanos, salió ayer adelante en el consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo con el voto positivo del PP y la abstención del resto de grupos políticos. El viceportavoz del PSOE, Sergio Brenes, puso en cuestión la utilidad de este espacio para la ciudad, al encontrarse entre los cauces de un arroyo. «No sé qué utilidad puede prestar un suelo como este», apuntó.

El terreno está calificado como zona verde desde el Plan General de Ordenación Urbana del año 1997, y el vigente PGOU prevé su expropiación, lo que ha sido solicitado por sus propietarios al facultarlos para ello la legislación urbanística transcurridos más de cuatro años desde su aprobación. Asimismo, Brenes calificó de «muy llamativa» la valoración inicial otorgada por los técnicos de Urbanismo a esta parcela y que asciende a 235.205 euros, como informó este periódico el pasado martes. No obstante, aclaró que su grupo «no entra en la valoración realizada por los técnicos».

El gerente de Urbanismo, José Cardador, remarcó que la tasación está hecha «conforme a la Ley del Suelo y la normativa de las expropiaciones», e incidió en que está justificada por los estudios de mercado. Por su parte, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, admitió que los planes urbanísticos de los años noventa reservaron muchas parcelas privadas para zonas verdes públicas, como este caso, ante la escasez entonces de espacios ajardinados para los vecinos. «No se midieron las repercusiones económicas que tendrían en años posteriores la expropiación de algunas de estas parcelas. Muchas las dejaríamos hoy como zona verde privada, porque no todo puede ser público», señaló.

Fotos

Vídeos