El PSOE critica que PP y Cs no hayan pactado bonificar la plusvalía en el Ayuntamiento de Málaga

Salvador Trujillo y Daniel Pérez, ediles del PSOE./Sur
Salvador Trujillo y Daniel Pérez, ediles del PSOE. / Sur

El portavoz socialista asegura que la prioridad de su partido, si gana en 2019, será anular el requisito de convivencia para acceder a la reducción del 95%

SUR

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, criticó ayer que el pacto presupuestario del Partido Popular con Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga no incluya «ni una sola propuesta» para bonificar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana en los casos de herencias, recordando que «las plusvalías ‘mortis causa’ están suponiendo un grave perjuicio para los intereses de los malagueños a la hora de heredar», pues Málaga «tiene el gravamen más alto aplicable». «Se trata de un expolio que provoca que los malagueños, al heredar la casa de sus padres, con valores catastrales de 60.000 euros, estén pagando hasta 15.000 euros de plusvalías, lo que constituye una absoluta barbaridad», sentenció Pérez.

El dirigente socialista anunció que desde el PSOE van «a seguir denunciando esta situación tan gravosa y a partir de 2019, cuando el Partido Socialista entre a gobernar en Málaga, su gran prioridad será anular el requisito de convivencia para acceder a las bonificaciones de hasta el 95% en el impuesto de la plusvalía».

Así, aseguró que tras el «intento de maquillaje de las condiciones de convivencia, ni un solo vecino se ha podido beneficiar de esa ayuda», pues «diariamente decenas de plusvalías por herencia de miles de euros se despachan en Gestrisam sin que ni el alcalde, Francisco de la Torre, ni el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, hagan nada por parar este expolio», afirmó.

De este modo, recordó «aquella famosa nota informativa en la que el Ayuntamiento quería relajar» las condiciones por herencia, asegurando que no se ha realizado «ni un solo arbitraje a favor de los interesados». En este sentido, nombró a Mary Rubio y Yolanda Ochando, «las dos vecinas que tomaron la palabra en el Pleno del Ayuntamiento para contar sus casos y que siguen esperando la respuesta después de más de cinco meses».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos