El PSOE pide al pleno de la Diputación la dimisión inmediata de Marina Bravo

El PP dice que no debe hacerlo y Cs no desvelará su postura hasta el lunes, aunque advierte de que no va aceptar «ninguna tomadura de pelo»

AGUSTÍN PELÁEZ MÁLAGA.

Los contratos menores realizados «a dedo» durante los últimos tres años y medio, por valor de 190.000 euros, por la diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, con la empresa de su cuñado y en la que trabaja su pareja, acaparará parte del pleno de la Diputación Provincial que se celebrará el lunes, sesión en la que deberán ser aprobadas las cuentas de la institución para este año.

La razón es que el PSOE presentó ayer una moción urgente solicitando al pleno que exija la inmediata dimisión de Bravo, además de poner en conocimiento de la Fiscalía toda la información sobre los contratos que la diputada ha realizado con la empresa de su cuñado por si son constitutivos de algún delito. Aunque el PP se reafirmó ayer en que Bravo no debe dimitir porque «no hay ninguna ilegalidad y no se ha infringido ninguna norma», según manifestó el portavoz adjunto del grupo popular, Francisco Oblaré, Málaga Ahora e IU Para la Gente dejaron claro que apoyarán la moción del grupo socialista.

El portavoz de IU, Guzmán Ahumada, anunció incluso que presentarán una enmienda a la moción urgente del PSOE pidiendo la reprobación del pleno de todo el equipo de gobierno del PP y en especial del presidente, Elías Bendodo, por el «uso fraudulento de los contratos menores». Quien no quiso desvelar qué postura va a mantener con relación a la moción del PSOE, fue el portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar. «Lo haremos en el pleno», dijo. No obstante, el diputado del partido naranja, afirmó que el caso que afecta a Bravo es «muy grave».

«Clara intención»

«Lo miremos por donde lo miremos desde luego hay una clara intención de beneficiar a esta empresa y se da la circunstancia de que no es de un amigo o alguien a quien quisiera enchufar; es donde trabaja su pareja y el dueño es el cuñado de la diputada», manifestó Sichar, que advirtió que no van a «admitir ninguna tomadura de pelo en este asunto», declaró el portavoz de Ciudadanos.

Según Sichar, «tener pareja es primer grado de afinidad y ser cuñado es segundo grado, así que se incumple por partida doble». También lamentó que hasta ahora el PP se haya limitado a respaldar y escudar a la diputada, a la vez que recordó que su formación en estos temas es bastante estricta. Sobre las críticas de Cs y si podría afectar al pacto de investidura en la institución, Oblaré indicó que entiende que no llegará «a mayores» y hizo mención a la contratación de la Junta con la empresa del sobrino de Durán: «Ciudadanos ni ha mencionado la posibilidad de romper el acuerdo con el PSOE en el Gobierno andaluz». Precisamente, sobre este caso Sichar dijo que «es tercer grado, no es segundo. Estará mal visto y estéticamente puede quedar mal pero se escapa de lo que dice la ley».

El PSOE exige también en su moción que el Gobierno del PP no permita a ningún área de la institución realizar más contratos menores sin que se establezca un procedimiento que garantice publicidad y concurrencia, y pide al pleno que acuerde crear una comisión para analizar los contratos menores realizados con un mismo proveedor en este mandato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos