El PSOE critica la «dejadez» del alcalde de Málaga con la gestión de Emasa

Daniel Pérez atiende a los medios.

EPMálaga

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Málaga ha criticado al equipo de gobierno del Partido Popular en la ciudad que "durante los últimos 20 años no ha sido capaz de abordar las obras relativas al saneamiento y mejora de las infraestructuras de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa)".

El portavoz municipal socialista, Daniel Pérez, ha insistido en que "el PSOE no está en contra de que se hagan esas obras sino de la manera en que el Ayuntamiento quiere financiarlas ya que el máximo culpable de que no se hayan llevado a cabo a día de hoy es el alcalde Francisco de la Torre y su equipo de gobierno".

Según Pérez, los datos a los que ha tenido acceso el PSOE demuestran que el Ayuntamiento "ha dejado sin ejecutar grandes partidas presupuestarias que suman cientos de millones de euros, que en el caso de Emasa ascienden al 28 por ciento". Por ello, ha exigido al Consistorio que antes de pedir un esfuerzo a los malagueños utilice los remanentes para financiar estas obras y no les exija que se rasquen el bolsillo".

Por su parte, la concejala socialista Begoña Medina ha apuntado que "desde el PSOE hemos insistido durante los años de gobierno del PP en aumentar dentro de las partidas presupuestarias de Emasa las inversiones mayores para atender las necesidades de la ciudad respecto a la red de abastecimiento y saneamiento, entre ellas la separación de las redes de saneamiento con las pluviales, la eliminación de las tuberías de fibrocemento y la reducción de las fugas de agua por tratarse de canalizaciones muy antiguas".

Ha recordado que en 2009 el alcalde impuso a Emasa el cobro de un canon de 75 millones de euros correspondiente a una concesión demanial por el uso hasta el año 2044 de las redes de suministro de agua instaladas en la ciudad y que son propiedad del Consistorio. Esto supuso, tras acuerdo crediticio, un endeudamiento de 100 millones de euros para Emasa.

"A todas luces, el aumento de la asunción de esa deuda por parte de la empresa municipal de aguas es culpa de la gestión realizada por el PP", ha agregado Medina.

Asimismo, Medina ha recordado que en 2014 el alcalde subió el precio del agua afectando de especial manera a la mayoría de los vecinos de Málaga," viéndose obligado a dar marcha atrás en sus pretensiones".

"El alcalde quiso que nos ducháramos con once litros de agua, la genialidad de hoy es que los malagueños paguemos de nuestro bolsillos la nefasta gestión de estos 20 años de gobierno del Partido Popular", ha concluido.

Fotos

Vídeos