Un proyecto de teatro y mercado gourmet gana enteros para el Astoria

Urbanismo califica de «estudiada y bien medida» la propuesta, que obtuvo un accésit en el concurso de ideas que ganó Antonio Banderas

JESÚS HINOJOSA MÁLAGA.

A la espera de que el equipo de gobierno municipal decida qué modelo de edificio y de usos quiere para reemplazar la manzana que actualmente ocupan los antiguos cines Astoria y Victoria, en la plaza de la Merced, gana enteros una de las propuestas que se presentaron al concurso de ideas que ganó el proyecto del actor Antonio Banderas, al que luego renunció. Se trata de la iniciativa que obtuvo un accésit del concurso de ideas y el tercer puesto en la votación ciudadana. La idea, encabezada por el arquitecto Alberto García Marín -a la que se ha incorporado para su desarrollo Juan Manuel Sánchez La Chica- centra la apuesta para regenerar la manzana del Astoria en un mercado gourmet combinado con los usos de auditorio y zona para congresos, además de espacios para la Fundación Picasso. Su singularidad reside en que aboga por situar un teatro con capacidad para mil personas en el sótano de la manzana, ya que llegaría hasta los diez metros de profundidad.

La empresa Mercados Gastronómicos de España respalda esta idea. Tras ella están los mismos empresarios que hace cuatro años trataron de desarrollar en el Astoria el concepto del mercado de la Victoria que gestionan en Córdoba.

Ayer mantuvieron una reunión con los responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo en la que presentaron de una forma más detallada los usos comerciales y culturales que podrían desarrollar en el proyecto del Astoria. Su propuesta inicial ha sido modificada para darle un contenido cultural más potente que supone una combinación de distintos usos de este tipo, según expusieron fuentes consultadas.

Negocio

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, no quiso detallar en qué consisten esos cambios pero resaltó que se trata de una propuesta «estudiada y bien medida». «Está bien planteado desde el punto de vista del negocio para poder sostener económicamente un proyecto cultural de este nivel», apuntó Pomares. No obstante, recalcó que la decisión sobre si será esta u otra la idea en la que el Ayuntamiento basará el procedimiento para proceder a la concesión del suelo del Astoria a un privado no está aún totalmente clara. «Pronto tomaremos una decisión», dijo.

El Ayuntamiento baraja que los empresarios por los que finalmente se decanten para sacar adelante este proyecto opten a la cesión del espacio del Astoria por la vía de la solicitud expresa de la concesión, lo que llevaría al Consistorio a abrir un concurso por si hubiera otros empresarios interesados en pujar por ella. Es decir, algo parecido al trámite que realizó el Puerto para adjudicar el derecho para la construcción de un hotel en la plataforma del dique de Levante.

Fotos

Vídeos