El proyecto de la nueva Facultad de Turismo plantea un edificio 'racionalista'

Estudios de arquitectura e ingeniería navarros ganan el concurso para renovar el centro de la UMA, aunque tendrán que justificar una «baja desproporcionada»

FRANCISCO GUTIÉRREZ MÁLAGA.

La nueva Facultad de Turismo de la UMA será un edificio 'racionalista', es decir, de formas geométricas simples, articulado a través de un gran patio central. Es la propuesta ganadora del concurso para la redacción de los proyectos básicos y de ejecución del nuevo edificio, que han presentado estudios de arquitectura y de ingeniería de Navarra. OFS Sociedad Cooperativa Profesional, ATERPE Oficina Técnica SLP e INARQ, en compromiso de unión temporal de empresas, han presentado la oferta mejor valorada por la mesa de contratación, una vez aplicada la puntuación relativa a las proposiciones económicas presentadas por los licitadores.

En este sentido, la mesa de contratación ha solicitado a estos estudios que justifiquen la valoración de la oferta y precisen las condiciones de la misma, por entender que su oferta económica puede tener la consideración de «baja desproporcionada».

Al concurso para redactar el proyecto de la nueva facultad se presentaron 18 estudios de arquitectura e ingeniería.

La propuesta incluye medidas de reutilización de aguas y residuos y el empleo de materiales procedentes de reciclado y reciclables

La redacción del proyecto para la nueva Facultad de Turismo salió a licitación por 1.063.238,24 euros (aparte los 223.280,03 euros en concepto de iva). La propuesta de estos arquitectos e ingenieros navarros ha reducido el presupuesto a 610.298 euros. Aunque otro proyecto, también de estudios ubicados en Navarra, logró un punto más en la valoración técnica, la oferta económica ha sido determinante.

El proyecto propone un edificio racionalista, es decir, con formas geométricas simples, funcional y práctico. Destaca también su adaptación a la orografía del terreno (la nueva facultad se levantará en la ampliación de Teatinos, junto a la de Psicología que ya está en obras), lo que permite conseguir una «adaptación orgánica a nivel de acceso que termina configurando un edificio racionalista en las plantas superiores», según justifica la comisión asesora, que estuvo presidida por el decano de Turismo, Antonio Guevara. Destacan también el buen emplazamiento de la edificación en la parcela, generando espacios abiertos bien definidos (accesos ajardinados peatonales y aparcamientos en superficie) que permiten una buena integración con el entorno de la parcela.

De acuerdo con el proyecto ganador, el edificio de la nueva Facultad de Turismo se articula a través de un patio central longitudinal «realmente versátil». La comisión asesora también destaca el tratamiento de los espacios exteriores, que «resulta muy interesante ya que están bien dimensionados y acotados». Otro de los aspectos mejor valorados es el relativo a las soluciones técnicas previstas para uno de los requisitos puestos por la UMA, que se trate de un edificio sostenible y energéticamente eficiente. En este sentido, la propuesta incluye diversas medidas de reutilización de aguas y residuos y el empleo de materiales procedentes de reciclado y reciclables.

El nuevo edificio para Turismo (ahora comparte espacios con Ciencias de la Comunicación) estará situado en la ampliación, justo detrás de Psicología y Logopedia, en una parcela de 17.000 metros cuadrados y una edificabilidad de 26.000 metros cuadrados. La facultad está dimensionada para unos 1.800 estudiantes y 144 profesores. En este curso académico, estudian Turismo algo menos de mil alumnos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos