Proyectan dos edificios de pisos en el jardín de una villa del paseo de Sancha de Málaga

Recreación del proyecto residencial previsto. /SUR
Recreación del proyecto residencial previsto. / SUR

La actuación, promovida por la empresa granadina Nuovit Homes, debe respetar un ficus de gran porte que cuenta con protección

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La reactivación del mercado inmobiliario se deja notar no solo en la reanudación de trámites para grandes operaciones urbanísticas, sino también en parcelas de la zona este de la ciudad que, por su ubicación privilegiada, son objeto de deseo de las promotoras. Es el caso de los jardines que quedan de lo que fue Villa Trini, en el número 56 del paseo de Sancha, donde la empresa granadina Nouvit Homes ha proyectado la realización de 11 viviendas de lujo repartidas en dos edificios que ocuparán la zona de jardín más próxima a la esquina del paseo de Sancha con la calle Rafael Pérez Estrada y la parte con fachada al paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, donde existe un chalé –sin protección arquitectónica– que será derribado para dar paso a una nueva construcción.

Lo llamativo de este proyecto reside en que va a suponer la realización de viviendas en lo que queda de una villa histórica de la fachada litoral oriental de la capital. No obstante, la actuación está avalada por los derechos edificatorios contenidos en el vigente Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), que permiten levantar pisos en esta finca. El proyecto recuerda el caso de las viviendas que llegaron a plantearse en una parte de los jardines de Villa Fernanda, en el cercano paseo de Miramar, aunque con la diferencia de que aquel era un jardín catalogado, y en este caso la única protección la tiene el ficus de gran porte que caracteriza este enclave del paseo de Sancha.

De ahí que el edificio de planta baja más dos planteado junto a este árbol tenga hacia el interior de la parcela una fachada curva para respetar la protección que debe dejarse respecto al tronco del ficus. El arquitecto Óscar Agudo, autor del proyecto, explicó que los pisos se han proyectado de manera que respeten la distancia mínima establecida por la ordenanza urbanística respecto al árbol que, según apuntó, es cinco veces el diámetro de su tronco, que mide dos metros y medio. «El resto de especies vegetales del jardín se van a trasladar dentro de la misma finca», remarcó Agudo que, además de arquitecto, es el secretario de la gestora de la asociación de vecinos Centro Antiguo de Málaga, especialmente beligerante con los excesos de la hostelería en el corazón de la ciudad.

Desde Nouvit Homes informaron de que el proyecto se encuentra a la espera de recibir la licencia de obras del Ayuntamiento, que fue solicitada el pasado mes de junio, según señaló Óscar Agudo. Hasta ese momento no podrán comenzar las obras, para las que se ha estimado un plazo de duración de un año y medio. La licencia está condicionada a la emisión de un informe del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento que, según pudo conocer este periódico, solicitará que se realicen unas catas en el jardín para comprobar que la huella de los edificios proyectados no afectan a las raíces del ficus protegido.

Y es que en ambas construcciones se prevén sótanos de aparcamientos vinculados a las viviendas. El inmueble proyectado junto al ficus, en la esquina noroeste del jardín, albergará seis pisos y el que tendrá fachada al paseo marítimo contará con cinco casas. En este último se ha previsto un ático que, con un precio de 1,6 millones de euros, ya ha sido reservado. El resto de las viviendas, que ya están a la venta, parten de un precio mínimo de 901.450 euros (IVA incluido), desde 130 metros cuadrados.

Fotos

Vídeos