Proteo y Prometeo, Premio Librería Cultural por su original labor por el libro

Jesús Otaola, en el interior de la librería Proteo. /Álvaro Cabrera
Jesús Otaola, en el interior de la librería Proteo. / Álvaro Cabrera

El gremio de los editores valora también la trayectoria de la veterana librería, su papel dinamizador y su presencia en la vida cultural de Málaga

María Eugenia Merelo
MARÍA EUGENIA MERELO

Ser algo vivo, formar parte de la ciudad y estar presente en el pulso y entramado urbano. Es la filosofía y motor que ha impulsado a la librería malagueña Proteo y Prometeo, desde su fundación en 1969. No ha sido tarea fácil a lo largo de casi 50 años de historia, pero ahora llega el reconocimiento. Ayer, la librería malagueña era distinguida con el Premio Librería Cultural, en su decimonovena edición, un galardón que destaca su valor como espacio de encuentro cultural y foco de dinamización y difusión del libro y la lectura.

Jesús Otaola, director Proteo y Prometeo, no ocultaba su alegría y destacaba que el galardón supone un «impulso moral» después de los «grandes esfuerzos que hemos realizado para salir de la crisis, mantener los puestos de trabajo y seguir formando parte de la ciudad».

El premio, otorgado por Cegal, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, será entregado en los primeros meses de 2018 y tiene una dotación económica de 9.000 euros. El jurado de esta edición, que también ha valorado la implicación gremial y sectorial de la librería y de su actual director, Jesús Otaola, lo han formado personalidades relevantes del mundo del libro como el escritor Sergio del Molino, los periodistas Inés Martín Rodrigo y Guillermo Busutil, y la editora Silvia Sesé, además de José Manuel Anta, representante de la asociación de distribuidores FANDE, y miembros de la junta directiva de Cegal.

«El galardón nos da fuerzas para seguir por este camino y estar aquí, mínimo, 50 años más», añadió Otaola, al tiempo que defendía que «hay que salir del mostrador, las librerías tradicionales han desaparecido y hoy tienen que ser algo vivo». En este sentido recordó que la casa, fundada por Francisco Puche, tiene en el registro fiscal como actividad la promoción de la cultura en Málaga. «En lo que va de año llevamos más de 600 presentaciones de libros, además de realizar exposiciones, talleres, clubes de lectura y la publicación de más de 120 libros en nuestro sello, Ediciones del Genal», desgranó Otaola.

Sacrificios

El jurado decidió por unanimidad premiar a Proteo y Prometeo, fundada a finales de los 60, «en una época en la que comíamos cultura a dos carrillos y las librerías eran hervideros de curiosos y despachos de libertad, en las que la joven democracia tomaba su aliento», en palabras de su fundador el librero Francisco Puche. Jesús Otaola insistió en la enormes dificultade s que las librerías han sufrido desde que se desató la crisis, en 2008: «Las ventas de libros se han desplomado un 50% y hemos tenido que hacer muchos sacrificios, acuerdos y recortes para que los 16 trabajadores, todos socios, se mantengan en la librería».

«El galardón nos da fuerza para seguir aquí, mínimo, 50 años más», asegura Jesús Otaola

El galardón anunciado ayer se suma al Sello de Calidad de Librerías que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte otorgó en 2016 a Proteo y Prometeo. Era la primera vez que este distintivo, que reconoce la importancia de las librerías en la cadena del libro y su papel como agentes culturales necesarios para la pluralidad editorial y para el fomento de la lectura, avalaba a un local malagueño en unos tiempos en los que el libro digital y la ventas ‘on line’ están al acecho.

Fotos

Vídeos