Profesionales de Carlos Haya diseñan un plan para prevenir suicidios

Profesionales del hospital presentes ayer en la presentación del plan contra los suicidios./SUR
Profesionales del hospital presentes ayer en la presentación del plan contra los suicidios. / SUR

Entre las medidas elaboradas hay una aplicación que se usa en el teléfono móvil como herramienta para evitar conductas suicidas

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los suicidios se cobran en España cada año el doble de muertes que los accidentes de tráfico, son 13 veces más frecuentes que los homicidios y 67 veces superiores a los fallecimientos por violencia de género. Cada día se quitan la vida en España diez personas (el 75 por ciento son hombres). La tasa de suicidios de Andalucía es de 8,12 por cada 100.000 habitantes. Con la finalidad de prevenir muertes, la unidad de gestión clínica de salud mental del Hospital Regional Carlos Haya ha diseñado una aplicación (‘app’) que se utiliza en el teléfono móvil como herramienta para evitar suicidios. Esa ‘app’ está incluida en un plan global de prevención de conductas suicidas, en el que, además de los psiquiatras, juegan un papel destacado los profesionales de atención primaria y de urgencias a la hora de descubrir a personas en riesgo.

Noticias relacionadas

La iniciativa fue presentada ayer por el gerente del Hospital Regional Carlos Haya, Emiliano Nuevo; el director de la unidad de gestión clínica de salud mental del centro hospitalario, Fabio Rivas; las psiquiatras Lucía Pérez y María Isabel Gómez y el enfermero y coordinador de salud mental, Juan Antonio García.

«No hay peor causa de muerte que el suicidio», dijo el doctor Rivas, que añadió que las políticas y los programas de prevención dan resultados. El plan global presentado ayer recoge trabajos anteriores de la citada unidad de salud mental para hacer frente a las conductas suicidas y aporta otros nuevos, como una APP. Lucía Pérez, que explicó el funcionamiento de la ‘app’, indicó que el 95 por ciento de los suicidas sufren una enfermedad mental y que la mitad de las personas que se quitaron la vida en los últimos 10 años tenían un teléfono móvil en las manos. De cada cien intentos de suicidio, uno resulta mortal.

Sencilla e interactiva

La APP puede descargarla cualquier ciudadano en su teléfono móvil (estará disponible de forma libre en una semana tras haberse hecho un pilotaje con 40 personas) y está dirigida especialmente a jóvenes y adolescentes con riesgo de conductas suicidas, aunque es válida para toda la población. La aplicación se llama ‘Más (+) caminos’ y es sencilla e interactiva (en su funcionamiento es parecida al WhatsApps), está diseñada por profesionales de salud mental y su objetivo es prevenir suicidios.

La ‘app’ es utilizada por la persona con potencial riesgo de conductas suicidas y le sirve para comunicarse con familiares o amigos, que actúan como redes de apoyo. Incluye también un enlace directo con el teléfono de emergencias 112 y el Teléfono de la Esperanza. Con la ayuda de la ‘app’, el usuario que la descarga puede elaborar su propio plan de seguridad para ponerlo en marcha en momentos de riesgo.

‘Más (+) caminos’ dispone de mecanismos de escudo, es decir, unas estrategias que se pueden utilizar en momentos de crisis. Asimismo, dispone de guías para afrontar la ansiedad, un plan de seguridad ante conductas suicidas y un banco de imágenes positivas que acerca a la vida. Además, la aplicación pregunta por el estado de ánimo y hace un registro diario del mismo y avisa de las citas con el terapeuta.

El plan global para prevenir el suicidio elaborado por los profesionales de salud mental del Hospital Regional Carlos Haya tiene tres apartados. El primero está dirigido a la población en general y se basa en estrategias de promoción de la salud y de razones para vivir. El segundo es de prevención selectiva y se circunscribe a los grupos de riesgo o población vulnerable. En este ámbito, el papel de los profesionales de atención primaria y de urgencias es fundamental en la labor formativa y preventiva. Así, se activa el código suicidio cuando hay sospechas y se da cita a esa persona con su psiquiatra en un plazo de 48 o 72 horas. El tercer apartado es el de la puesta en marcha de la ‘app’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos