Prisión para los detenidos por la reyerta con dos muertos en Coín

Despliegue policial en Coín tras la reyerta mortal. :: efe/
Despliegue policial en Coín tras la reyerta mortal. :: efe

Los dos adultos han ingresado en un centro penitenciario, mientras el menor ha sido internado en un centro de reforma con carácter cerrado

J. CANO / F. TORRES MÁLAGA.

Los tres detenidos por la multitudinaria reyerta del pasado jueves en Coín, que acabó con dos muertos y dos heridos de arma blanca, pasaron ayer a disposición judicial. Y los tres han corrido similar suerte. Los dos adultos han ingresado en prisión y el menor ha sido internado en un centro de reforma con carácter cerrado, según ha podido confirmar SUR.

Los tres arrestados pertenecen al clan de 'los franceses' y, a tenor de la investigación, formarían parte del grupo que se enfrentó a varios miembros de 'los mudos' en una pelea en la que participaron más de 20 personas, algunas de ellas armadas con palos y cuchillos. La reyerta ha obligado a la Guardia Civil a mantener un fuerte dispositivo de seguridad en la localidad para evitar represalias.

Apenas 24 horas después del suceso, agentes de la Unidad de Policía Judicial detuvieron a tres personas -al parecer, tío y sobrino, ambos mayores de edad, y un familiar de estos que tiene 16 años- por su presunta implicación en los hechos, además de tomar declaración como investigados a otros dos menores.

Los dos adultos pasaron por la mañana a disposición de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Coín, donde la Guardia Civil también reforzó la seguridad. Según fuentes cercanas al caso, ambos se declararon inocentes de los cargos por los que se les investiga, concretamente dos delitos de homicidio consumados y uno en grado de tentativa.

A partir de ahí, se acogieron a su derecho a no declarar. Sin embargo, a la vista de las pruebas recabadas por la Benemérita, que relacionan a ambos con el suceso, la jueza decretó el ingreso de los dos detenidos en prisión provisional, comunicada y sin fianza, tal y como informaron desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Sin posibilidad de salidas

El adolescente detenido, por su parte, pasó a disposición de la Fiscalía de Menores, que solicitó su ingreso en un centro de reforma con carácter cerrado, esto es, sin posibilidad de salidas. Según las fuentes consultadas, el juez acordó esta medida cautelar, que es la más severa que se puede aplicar en la jurisdicción de menores.

Tal y como ayer adelantó SUR, las pesquisas de la Guardia Civil apuntan a un conflicto vecinal por ruido -enmarcado en un contexto de viejas rencillas entre clanes- como detonante de la multitudinaria reyerta, que se produjo en la barriada de la Fuensanta. Según esta hipótesis, que es la principal para los investigadores, varios «mayores» del clan de 'los mudos' habrían recriminado a unos jóvenes de la familia de los 'franceses' por formar «jaleo» en la calle a la hora de la siesta.

Ese incidente nimio habría derivado en un primer conato de pelea, que llegó a disolverse, pero minutos después, sobre las cinco de la tarde del jueves, desembocó en el multitudinario enfrentamiento. Luis (63) y José (50) Heredia, del clan de 'los mudos', murieron tras ser apuñalados en la reyerta. Antonio 'el vizcaíno', hijo del primero, de unos 30 años, recibió una cuchillada que le perforó el pulmón izquierdo, de la que se recupera en Carlos Haya. Del otro bando, José Núñez, de 19, acabó en el Clínico con dos navajazos en el abdomen, de los que también evoluciona favorablemente.

Los restos mortales de Luis y José Heredia serán trasladados hoy al tanatorio de Coín para ser velados por la familia, y a las cinco de esta tarde tendrá lugar el entierro en el cementerio de la localidad, donde igualmente se reforzará la seguridad.

La Guardia Civil mantendrá el dispositivo en Coín «hasta que sea necesario» para evitar represalias, según aseguró ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien calificó el suceso de «hecho puntual por el enfrentamiento entre dos familias» y anunció que no descartan nuevas detenciones. Sanz resaltó de nuevo la «rápida y eficaz» respuesta de la Benemérita al tomar el control de la situación y efectuar los primeros arrestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos