Primer aviso de los trabajadores del metro antes de la huelga en Semana Santa

Concentración de trabajadores en el intercambiador del Perchel. :: sur/
Concentración de trabajadores en el intercambiador del Perchel. :: sur

La plantilla secunda al 100% el paro parcial, que obliga a reducir durante la mañana a un tercio los trenes disponibles y causa aglomeraciones

IGNACIO LILLO MÁLAGA.

Los trabajadores del metro han enseñado los dientes, como se dice vulgarmente. La huelga parcial de ayer ha sido un primer aviso antes de llegar a la Semana Santa, cuando hay paros convocados prácticamente todos los días. La plantilla de operadores de línea y de técnicos de operaciones, que son los colectivos más afectados por el bloqueo de la negociación colectiva, ha secundado al 100% la convocatoria del comité de empresa. De acuerdo a los servicios mínimos estipulados por la Junta, y al esquema diseñado por la concesionaria, entre las 6.30 y las 7.15 horas los trenes han pasado cada 28 minutos. A partir de ese momento y hasta las 15.00 horas, momento en que finalizó la movilización, lo hicieron cada 20 minutos. Ello ha supuesto reducir a una tercera parte los trenes disponibles y ha causado aglomeraciones puntuales en las paradas, según explica Juan Vicente Pomares, presidente del comité, en representación de CCOO. Este periódico intentó sin éxito recabar las versiones de la concesionaria y de la Consejería de Fomento.

El viernes, al Sercla

PRÓXIMOS PAROS

uViernes de Dolores (23)
Paro desde las 15.00 a las 2.30 del 24.
uDomingo de Ramos (25)
Paro desde las 13.30 h a las 3.30 del 26.
uLunes Santo (26)
Paro de 13.30 a 3.30 del 27.
uMiércoles a Sábado Santo
Paro desde las 14.00 del día 28 a las 3.15 del 31 de marzo.

Pomares considera que lo ocurrido ayer es una advertencia ante lo que puede ser la Semana Santa, cuando hay convocadas movilizaciones prácticamente durante todo el periodo festivo, con especial incidencia en los días fuertes. El próximo viernes está convocada una reunión en el Sercla para tratar de llegar a un acuerdo. «Somos optimistas, siempre que se hable de solucionar el conflicto con los operadores y los técnicos estaremos dispuestos, pero depende de la empresa y de la Junta».

Al respecto, Pomares recuerda que el problema principal es la brecha laboral que, a su juicio, existe en el metro de Málaga frente a las explotaciones del resto del país. En el caso de la más cercana, la de Sevilla, la diferencia es de un 30%, sólo en el aspecto salarial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos