Primer asalto contra el ruido en el Centro y Teatinos

La reunión de ayer se prolongó durante más de tres horas. :: salvador salas/
La reunión de ayer se prolongó durante más de tres horas. :: salvador salas

Grupos políticos, vecinos y comerciantes debaten sobre las ZAS y se citan para una segunda reunión, en la que abordarán las medidas concretas

JUAN SOTO MÁLAGA.

Comerciantes, vecinos y grupos municipales debatieron ayer durante más de tres horas sobre el ruido en el Centro y en Teatinos sin llegar a ninguna conclusión. Tanto que las partes han tenido que citarse a una segunda reunión que se celebrará el lunes 5 de marzo, como muy tarde, y en la que se espera que sí estén presentes los hosteleros, que ayer no acudieron al no haber sido invitados a tiempo. En esta nueva cita se prevén establecer las medidas de control necesarias para declarar las Zonas Acústicamente Saturadas en ambas zonas, lo que abrirá la puerta a establecer una moratoria sobre la apertura de nuevos bares.

El encuentro celebrado ayer por la tarde en el edificio de Urbanismo sirvió al equipo de gobierno para explicar que las medidas propuestas en el proyecto son necesarias para garantizar el descanso en ambos barrios y para detallar que tanto el Centro como El Romeral son zonas residenciales y, por tanto, requieren las mismas medidas de control. En este sentido, la jefa de Planeamiento en el Ayuntamiento explicó a los diferentes colectivos asistentes que pese al aumento del uso hostelero en el Centro, la zona seguirá siendo residencial porque la norma recoge la necesidad de proteger a la parte más débil.

Dos de los aspectos que fueron más tratados por parte de los colectivos fueron la ampliación de las medidas de control a todo el Centro Histórico (medida que no se contempla en esta primera fase porque habría que realizar nuevas mediciones acústicas) y adelantar a las once de la noche el cierre de las terrazas (como piden los vecinos del Centro).

Tras la reunión, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, criticó que ni Ciudadanos ni PSOE hayan propuesto medidas concretas y les recordó que los vecinos les han elegido para tomar decisiones. Por contra, el concejal de Ciudadanos, Alejandro Carballo, lamentó la ausencia de la asociación de hosteleros porque no se le invitó a tiempo y propuso aumentar las medidas de control policial para reducir el ruido; y la edil socialista, Begoña Medina, dijo que el problema es que el PP «no sabe gobernar» porque quiere que el problema se lo resuelva la oposición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos