Prevén suprimir el tráfico privado por la Alameda para la obra de remodelación

Recreación de la calzada de la Alameda, tras la remodelación. /SUR
Recreación de la calzada de la Alameda, tras la remodelación. / SUR

El Consistorio baraja limitar solo a coches autorizados el acceso a Puerta del Mar desde la calle Córdoba y desde la plaza de la Marina

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Se avecina un verano y otoño complicado en cuanto al tráfico para el Centro de Málaga. Las obras para hacer peatonales los laterales de la Alameda Principal y renovar el pavimento de su calzada central comenzarán en las próximas semanas y los técnicos del Ayuntamiento analizan los cambios que será necesario acometer en la ordenación de la circulación para que los trabajos se puedan desarrollar con garantías de seguridad. Una de las cuestiones que está sobre la mesa es la necesidad de suprimir el tráfico de vehículos privados en sentido oeste por la calzada central de la Alameda, donde empezarán las obras, y desviarlos hacia el eje del paseo de los Curas y la avenida de Manuel Agustín Heredia. Según los últimos datos de intensidades del tráfico, serían 10.850 vehículos los que se verían afectados, de media en día laborable, por el cierre al tráfico privado del eje central.

La concejala de Movilidad, Elvira Maeso, confirmó a este periódico que «está previsto dar prioridad al transporte público y desviar el tráfico hacia al paseo de los Curas y el eje del muelle de Heredia». No obstante, apuntó que, para poner en marcha esta medida, se van a realizar previamente estudios de tráfico para analizar cómo afectaría a la movilidad en la ciudad. «Aún hay que estudiar que sea viable», matizó Maeso respecto al cierre al tráfico privado de la calzada central de la Alameda en sentido oeste. En sentido este ya está prohibido desde que se pusieron en marcha las obras del metro. «Sí está claro que se va a dar prioridad al transporte público», insistió la concejala.

Acceso restringido

Respecto al cruce desde la calle Córdoba hacia la calle Puerta del Mar, apuntó que sólo podrán utilizarlo vehículos autorizados. «Para el resto se va a estudiar», dijo. Y en cuanto al tránsito hacia Puerta del Mar desde la rotonda del Marqués de Larios, zona que también quedará invadida por las obras de reurbanización de la Alameda que van a ser contratadas en próximas fechas por la Gerencia de Urbanismo, apuntó que «lo más seguro es que quede cortado definitivamente» por los trabajos o bien «restringido para vehículos autorizados».

Urbanismo aguarda un trámite presupuestario para firmar el contrato con la constructora

La fase que Urbanismo está a punto de contratar abarca no solo la renovación de la calzada central de la Alameda, sino también el ámbito más próximo a la entrada de la calle Larios. Hacia este punto se desplazará el monumento al Marqués de Larios, para suprimir la rotonda en la que se encuentra. Esta fase de las obras fue adjudicada por Urbanismo a la empresa Verosa Proyectos y Servicios a mediados del pasado mes de febrero por 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. Sin embargo, el Ayuntamiento no ha firmado todavía el contrato con la constructora porque no se ha completado el trámite para disponer de la partida presupuestaria necesaria para poder financiar las obras. Para ello se puso en marcha en febrero una modificación presupuestaria que todavía no ha culminado. El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, explicó que están a la espera de que en breve se publique en el Boletín Oficial de la Provincia la aprobación definitiva del suplemento de créditos necesario para poder firmar el contrato con Verosa.

Una vez que se dé este paso, la constructora deberá presentar un plan de seguridad que tiene que ser aprobado por la Junta de Andalucía, y un plan de movilidad que tendrá que ratificar el Área de Movilidad del Ayuntamiento. «No obstante, los técnicos municipales ya han tenido reuniones con los de la constructora para ir adelantando el trabajo», apuntó Pomares, quien confió en que las obras de esta segunda fase de la Alameda puedan comenzar a finales de este mes o principios de mayo.

La primera fase, que no ha empezado aún, corresponde al lateral norte y será realizada por la Junta de Andalucía tras la obra metro. La tercera fase consiste en la peatonalización del lateral sur y corresponde al Ayuntamiento, que todavía está en el proceso de análisis de las ofertas presentadas al concurso para contratar esa parte de la obra.

Tras la reforma de todo el eje de la Alameda Principal, está previsto que su calzada central tenga tres carriles para el transporte público –dos en dirección este y uno hacia el oeste– y dos para el tráfico privado, uno para cada sentido. Las actuales calzadas laterales serán bulevares peatonales.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos