El presidente de la Autoridad Portuaria aboga por hacer de Málaga el epicentro de los “grandes bróker” del aceite en el mundo

Paulino Plata, durante su intervención/Salvador Salas
Paulino Plata, durante su intervención / Salvador Salas

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

“La principal oportunidad para el Puerto de Málaga viene del incremento de la producción prevista de aceite de oliva”. Esta es la primera conclusión que extrajo el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, tras escuchar a los ponentes del foro organizado por SUR, Dcoop y la institución que dirige, con el patrocinio de Unicaja Banco y la Asociación de Consignatarios de Buques; y la colaboración de JSV Logistic y Listock.

Plata tomó la palabra a Antonio Luque, presidente de Dcoop, y afirmó que las empresas malagueñas tienen que ser “los grandes bróker de aceite del Mediterráneo, comprar y vender para atender los mercados, y tener capacidad de regulación”. Para ello, ofreció el área logística de los muelles, con almacenes y depósitos "donde sea fácil y barato moverlo y responder a los clientes".

El responsable portuario invitó a los empresarios presentes a establecer alianzas para ganar volumen. “El Puerto está dispuesto a entrar, queremos ser una pieza más, que dé seguridad en el proceso, y nos permita trabajar como un recinto mediano y especializado”. Al respecto, afirmó que hay potencial de especialización en productos del ‘Hinterland’ (área económica de influencia terrestre), “con eficacia, seguridad y costo, para que Málaga tenga el protagonismo que merece en el aceite, y con los aspectos medioambientales, que cada vez tienen más relevancia”. Al respecto, recordó que llevar el producto a otros puertos, como Valencia (principal recinto exportador de este producto) supone recorrer 400 kilómetros más por carretera. “Es necesaria una racionalización medioambiental”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos