Precintan parte del patio de un colegio de Málaga tras aparecer grietas en sus muros

Zona del colegio Miguel de Cervantes que ha sido acotada por Bomberos. /Fernando González
Zona del colegio Miguel de Cervantes que ha sido acotada por Bomberos. / Fernando González

El Ayuntamiento y la Delegación de Educación anuncian que revisarán el estado del edificio tras la alarma suscitada en padres y profesores

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Los profesores del colegio Miguel de Cervantes de Málaga se llevaron hace escasos días un buen susto al comprobar que en la zona de este recinto escolar de Segalerva en la que estacionan a diario sus vehículos habían caído cascotes desde las cornisas del edificio. Se pusieron entonces en contacto con la junta del distrito Centro del Ayuntamiento, encargada del mantenimiento de este colegio, y les recomendó que avisaran a los Bomberos para que sanearan la zona. Sin embargo, los agentes no se limitaron únicamente a limpiar los trozos desprendidos y las cornisas, también precintaron parte del patio de los alumnos de Primaria al observar que en sus muros han aparecido grietas no descubiertas anteriormente. En este espacio del colegio también se produjeron desprendimientos hace un año, según comentaron responsables del centro.

Esta situación ha generado una gran alarma en padres y profesores, que confían en que las administraciones pongan solución definitiva a los continuos desperfectos que presentar uno de los colegios más antiguos de la ciudad, cuya construcción data de mediados del pasado siglo. A raíz de la alerta suscitada, Bomberos ha remitido su informe a la Gerencia de Urbanismo, que prevé revisar hoy mismo el estado de una construcción en la que conviven un centenar de alumnos de Infantil y Primaria y 16 profesores. Así lo expuso a este periódico el director del Distrito Centro, Francisco Cantos, quien no cree que el edificio presente daños estructurales. «Es un colegio en el que actuamos todos los años, se sustituyeron las cubiertas, se reparó la escalera y se hizo una biblioteca nueva. Nos falta por actuar en el muro del 'parking' que es donde se han producido los últimos desprendimientos», explicó Cantos, quien detalló que el centro escolar pasó en su momento la obligatoria inspección técnica de edificios con un resultado favorable.

No obstante, los profesores están preocupados porque, tras las labores de reparación y pintura realizadas en los últimos meses, han aparecido nuevas grietas. «Es cierto que han hecho mejoras en el aspecto del colegio, pero el problema sigue estando ahí», apuntó una de las fuentes consultadas.

Visita de los técnicos

Por su parte, desde la Delegación de Educación informaron de que, al tener conocimiento de esta situación, la han comunicado «de manera inmediata» a la Agencia Pública Andaluza de Educación que, según la Junta, «en los próximos días enviará a técnicos al centro educativo». «Estos, tras el análisis y la evaluación pertinentes, realizarán un informe y se tomarán las medidas que se estimen oportunas para su reparación», expusieron desde Educación.

El precintado de una parte del patio del colegio ha impedido completar una iniciativa con la que el profesorado ha querido implicar a los alumnos en la realización de murales que contribuyan al embellecimiento del edificio. Así, un artista profesional ha pintado la palabra 'sueña' y los alumnos han dibujado la palabra 'juega', pero no han podido realizar el mural previsto en la zona acotada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos