Portada Alta y Teatinos recuperarán este año un acceso desde la autovía

Portada Alta y Teatinos recuperarán este año un acceso desde la autovía

El nuevo vial, cofinanciado por Carrefour ya que conectará con el centro comercial Alameda, mitigará los atascos que se registran desde que se suprimió la antigua salida

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Las barriadas de Teatinos, Portada Alta y Barriguilla recuperarán a finales de este año el acceso desde la autovía sentido Antequera que perdieron en 2010. No habrá un enlace de salida, pero la creación de esta nueva entrada hacia la glorieta José Bergamín y la avenida Jorge Luis Borges va a permitir reducir el colapso de tráfico que a diario se repite en las horas punta desde que hace casi ocho años se suprimió la conexión con la antigua ronda oeste (ahora MA-20) a raíz de la remodelación del enlace de Alameda-Barriguilla ejecutado por el Ministerio de Fomento. Desde entonces, las únicas alternativas para llegar a Teatinos desde la zona oeste son salirse dirección Centro y cambiar de sentido en el cruce de la plaza Manuel Azaña (donde está la Comisaría Provincial) para luego continuar hacia la Ciudad de la Justicia; o bien usar el ramal que comunica con la autovía del Guadalhorce y desviarse por Jiménez Fraud en dirección al Hospital Clínico.

Después de varios años de trámites, el Ayuntamiento de Málaga ya tiene el camino burocrático despejado para sacar a concurso las obras, que serán cofinanciadas por Carrefour, ya que al margen de los vecinos y trabajadores de esta zona de la ciudad, el gran beneficiario será el centro comercial Alameda al disponer de una entrada directa desde la autovía. Una vez recibido el visto bueno de la Dirección General de Carreteras a la unión del nuevo ramal con Jorge Luis Borges (se ampliará la calzada a tres carriles), en la Gerencia Municipal de Urbanismo pretenden licitar en las próximas semanas la ejecución de este proyecto, que ha sido impulsado por los distritos Cruz del Humilladero y Teatinos a propuesta de los colectivos vecinales. Teniendo en cuenta que el proceso de contratación (presentación de ofertas, estudio de las mismas y adjudicación) puede comerse unos tres meses, la previsión es que las obras puedan comenzar a mediados de año, con un plazo estimado de cuatro meses.

Dos millones de euros

Aunque llegaría muy justo, de no surgir contratiempos que retrasen los trabajos se cumplirían los tiempos marcados en el convenio suscrito entre el Consistorio y la multinacional francesa que situaba la entrada en servicio del nuevo vial el próximo mes de noviembre. Pese a dejarse la puerta abierta a una posible ampliación del plazo para su apertura al tráfico, éste fue uno de los principales requisitos que Carrefour puso sobre la mesa antes de comprometerse a financiar las obras. De los 2.016.540,85 euros que costarán, la firma gala aportará 980.100,01 (611.925,44 la empresa matriz y 368.174,57 su filial Carmila).

Los otros condicionantes contemplados en el convenio es que la parte privada no hará efectivo el pago hasta la entrada en servicio del vial (sí ha presentado un aval) y que recuperará todo el dinero si la infraestructura no permaneciera en funcionamiento como vía urbana al menos diez años. Además del millón de euros que saldrán de las arcas municipales, el Ayuntamiento también asume todos los gastos de redacción del proyecto, así como los derivados del mantenimiento y conservación del tramo.

La actuación consiste en recuperar un vial paralelo a la autovía que discurre bajo el nudo viario que Fomento ejecutó en 2010 pero que nunca llegó a completar por falta de liquidez. El trazado partirá desde una bifurcación del carril que enlaza con la autovía del Guadalhorce (A-357) y continuará por un paso subterráneo para salvar la intersección con la salida a la ronda desde la avenida de Andalucía hacia el túnel de Carlos Haya y desembocar directamente en la zona del centro comercial. De ahí, se habilitará un ramal hacia las calles Prosper Mérimée y Saint Exupery, mientras que el vial principal (755 metros de longitud) seguirá sobre la antigua salida que había hasta la avenida Jorge Luis Borges, a cuya calzada se le ganará un tercer carril ensanchándola hacia la mediana hasta la glorieta de Portada Alta (plaza José Bergamín).

La principal complejidad de la obra radica en la creación del citado paso bajo el ramal de entrada a la ronda, aunque no afectará al tráfico. En cuanto al resto, consiste básicamente en reasfaltar el trazado e instalar el alumbrado, ya que la mayor parte de la infraestructura ya existe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos