Popurrí navideño con un toque inmaculado

Nena García Paine, Eduardo Gallardo, José Carlos Durán y Daniel Pérez, al lado del belén municipal. /P. R. Q.
Nena García Paine, Eduardo Gallardo, José Carlos Durán y Daniel Pérez, al lado del belén municipal. / P. R. Q.
La Casona del Parque

Las ediles de Málaga Ahora desisten de ir de pajes blancas en la carroza de Baltasar y el último pleno del año será el día 21, el 75 cumpleaños del alcalde

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Es imposible sustraerse a la Navidad en el Ayuntamiento con esos grupos que van y vienen y se meten en el túnel del belén municipal generando tal algarabía en la planta baja, que los guiris cuyos autobuses paran en el Parque para los tours por la ciudad no se resisten a ir detrás de las comitivas y acaban viendo, para su sorpresa, algo que no habían preparado. En todas las nacionalidades se da, aunque seguramente tengan sus propias frases para decirlo, ‘¿dónde va Vicente? Donde va la gente’.

Pero en esa nueva forma de viajar a golpe de Instagram y Facebook y de vacilar con los amigos de sitios a los que no ha ido casi nadie en una ciudad como Málaga, que ya está en los circuitos europeos, subir un selfie con el mega-belén detrás, y Herodes con un niño desnudo cogido por un pie seguro que cuenta a priori con decenas de ‘me gusta’ asegurados. Hoy más que nunca, el hedonismo nos invade.

Menos hedonistas, pero henchidos de espíritu navideño bajaban los ediles socialistas Daniel Pérez y José Carlos Durán de la segunda planta, y se encontraban con el director técnico de coordinación de distritos, Eduardo Gallardo, y la presidenta de la asociación Nena Paine, Nena García Paine. Como se saludaban y charlaban cerca del belén, Nena animó a los demás a buscar el caganer, la figurita que aseguran que da suerte. Como ya dijimos hace unos días, este año es bien fácil y el que no lo encuentre que dé una segunda vuelta porque es un reto de preescolar. Pero Pérez, un poco pillín, no se anduvo con rodeos y se acercó al policía local que custodia el montaje para preguntarle. Cuando venía de vuelta haciéndose el ‘nuevo’, todos reían sabiendo que ya conocía la ubicación. Tras las risas, los cuatro se apuntaron una obligación menos de esta Navidad y se despidieron hasta la cabalgata.

Por cierto, las tres concejalas de Málaga Ahora, que este año pidieron al alcalde Francisco de la Torre que el rey mago fuese una persona de color, y consiguieron el visto bueno, pensaban ir de pajes. Consultaron, por tanto, a la concejala de Servicios Operativos y Fiestas, Teresa Porras, y ésta le dijo que si el rey es negro, los pajes también han de serlo, así que han decidido dejar estos dos puestos a otras dos personas de color, entre la que incluirán a una mujer, como explicó la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo. Ellas esperan acompañar al séquito y a los niños que van en la carroza, en la que también quieren que se incorporen escolares de centros de acogida, «para que tengan la oportunidad de disfrutar de ese día de forma especial».

Por último, aunque los pajes de Baltasar no serán blancos, el último pleno del año, fechado el 21 de diciembre, se espera que sea blanco, inmaculado para cumplir con la tradición de no tirarse los trastos a la cabeza cara a la Navidad, época en la que casi todos descansan y les dedican unos días a la familia. De hecho, volverá a ser un pleno con efeméride, ya que De la Torre celebrará su 75 cumpleaños. El año pasado se estiraron los concejales, propios y ajenos, y los plumillas con un cumpleaños feliz en el salón de los Espejos, donde se celebró la tradicional copa de Navidad con la prensa. Como en esta edición casi parece estar cerrada esta fecha se barruntan cánticos lúdico-festivos. ¡Ay, la Navidad, qué intensa es!

El guiño de Catalá a Teresa Porras

Contaban estos días en el Ayuntamiento cómo el obispo de Málaga, Jesús Catalá había inaugurado el pasado sábado día 2 el belén en la Catedral, que aseguraban es una auténtica maravilla, que merece la pena visitar por su grandiosidad al igual que el belén de la Casona. El acto, a las 10.00 horas, contaba con la presencia de los ediles del equipo de gobierno del PP, Teresa Porras, Francisco Pomares y Gema del Corral; y del portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá.

Bendecía Catalá el belén, momento en el que aprovechó para felicitar al Ayuntamiento de Málaga porque este año, como dijo, la iluminación de la calle Larios tenía en su haber los dos elementos más importantes, los símbolos religiosos y los navideños. Tras realizar esta apreciación se giró a mirar con complicidad a Porras que, como cuentan, estaba exultante con el guiño que le profesaba la mayor autoridad de la Iglesia en Málaga. No en vano, el montaje de la calle Larios cuenta con vidrieras religiosas y una cúpula del mismo estilo que las de la Catedral de Málaga. Los arcos, sin embargo son góticos frente a los del primer templo, que son de corte renacentista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos