Los polígonos, dispuestos a asumir la recogida de residuos ante las carencias de Limasa

Enseres y escombros esparcidos junto a una cuba ubicada en el polígono de El Viso./Salvador Salas
Enseres y escombros esparcidos junto a una cuba ubicada en el polígono de El Viso. / Salvador Salas

Apoma contacta con empresas del sector para encomendarles el servicio, que se costearía con el dinero que ahora pagan al Ayuntamiento por la tasa de basura industrial

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los empresarios de los polígonos industriales de Málaga hace años que se costean sus propios equipos de limpieza para suplir las carencias del servicio que presta Limasa debido a la falta de operarios. Y ahora están haciendo números para hacer lo propio con la recogida de basura al considerar que la calidad en este apartado tampoco es la mejor pese a los mil euros que de media abonan cada año a través de la tasa de basura para actividades económicas. En varias reuniones, el Ayuntamiento les ha planteado su interés en implantar la retirada puerta a puerta, de forma que cada negocio adquiera su propio contenedor de 1.100 litros de capacidad y el camión de Limasa pase a vaciarlo dos veces por semana. La propuesta trasladada en una reunión reciente por el Área de Sostenibilidad Medioambiental no convence a los empresarios, hasta el punto de estar dispuestos a asumir la gestión de los residuos aunque con dos condiciones. La primera, evidentemente, sería quedar exentos del pago de la cuota municipal ya que el servicio dejaría de prestarlo el Ayuntamiento. La cuantía varía en función del tipo de actividad desarrollada en el local, la superficie e incluso el volumen de residuos, aunque la cuota media para una nave industrial ronda los mil euros.

Retirar las cubas

La segunda condición no tiene efectos económicos, pero sí estéticos:que se retiren las enormes cubas ubicadas en los principales parques empresariales, que se han convertido en un foco de suciedad permanente debido a que habitualmente son utilizados por particulares para desprenderse de muebles viejos o escombros, con el añadido de que, por regla general, sólo se recogen cuando están repletos. «Más que generadores de basura, somos receptores porque la mayor parte de la suciedad viene provocada por las cubas, que son verdaderas escombreras sin que nadie haga nada por remediarlo», advierte el presidente de la Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma), Sergio Cuberos. Sobre esta cuestión, el Ayuntamiento anunció hace unos días que dentro de las mejoras de la limpieza viaria que pretende acometer se incluye un servicio de recogida de residuos tras el fin de semana en los polígonos que más volumen generan (El Viso, Santa Teresa y Santa Cruz).

Noticia relacionada

La fórmula planteada por el colectivo que agrupa a una quincena de polígonos de la ciudad no es nueva. De hecho, los parques comerciales Málaga Nostrum y Bahía Azul gestionan sus residuos desde que abrieron, al igual que ocurre con los supermercados de la cadena Mercadona. La idea es que cada negocio tenga un contenedor en el que depositar los residuos y que una empresa privada se encargue de recogerlos y llevarlos a la planta de tratamiento. «Con este sistema prestaríamos el servicio que cada uno desee, de forma que quien prefiera o necesite que la recogida sea diaria pagará una tasa mayor que quien lo requiera dos veces por semana», explica Cuberos, quien también pone el acento en otro factor a tener en cuenta: «estaríamos al margen de cualquier huelga de Limasa».

Los empresarios ya tienen sus propios equipos de limpieza ante la falta de operarios de Limasa

Con esta premisa, Apoma ya ha mantenido contacto con varias empresas especializadas para ir recabando presupuestos, con la idea de volver a sentarse con el Ayuntamiento y cerrar el asunto cuanto antes. En el Área de Sostenibilidad Medioambiental no ven con malos ojos este sistema de autogestión a cambio de dejar de abonar la tasa de basura industrial.

El impacto económico para las arcas municipales no está calculado con exactitud, pero teniendo en cuenta que en los polígonos hay unos 3.500 negocios, la cuantía podría superar los 3 millones de euros. En el conjunto de toda la ciudad, esta tasa que también abonan hoteles, restaurantes y supermercados genera unos ingresos anuales de 5,1 millones de euros. Eso en cuanto a la recogida, porque respecto a la limpieza siguen batallando. «En los polígonos no se barre nunca. Esa es la realidad y así nos lo han reconocido responsables de la propia Limasa en una reunión en la que también estaba el Ayuntamiento, admitiendo que no está presupuestado ningún barrido ni fregado en los parques empresariales. Sólo está contemplado en el Guadalhorce, pero tampoco se cumple», relata el dirigente de Apoma, quien procura dejar claro que «la culpa no es de Limasa;es del Ayuntamiento porque si una empresa no recibe dinero por una actuación no tiene que realizarla».

La fórmula de autogestión ya la emplean los parques comerciales Málaga Nostrum y Bahía Azul

Ante este panorama, la contratación de operarios de mantenimiento y limpieza se ha ido generalizando en las áreas industriales de la capital, al haber pasado de un servicio complementario a una cuestión de pura necesidad. «Hemos tenido que asumir las tareas de limpieza porque si no, nuestras calles estarían llenas de papeles y de suciedad», sentencia Sergio Cuberos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos