La Policía Nacional arresta a un repartidor de pizzas acusado de distribuir droga a domicilio

Efectos intervenidos en la operación del Cuerpo Nacional de Policía. /
Efectos intervenidos en la operación del Cuerpo Nacional de Policía.

En la actuación, donde se ha intervenido marihuana y hachís, los agentes también han arrestado a otras dos personas

ÁLVARO FRÍAS / JUAN CANO MÁLAGA.

Circulaba en su motocicleta por las calles de Fuengirola como un repartidor más de comida a domicilio. Es cierto que en el transportín llevaba las pizzas que los clientes habían encargado, pero también llevaba encima droga para entregar en los puntos acordados a sus compradores, según han informado desde la Policía Nacional, cuyos agentes han detenido a este hombre acusado de un delito de tráfico de drogas.

Las pesquisas policiales comenzaron a raíz de unas informaciones recibidas por los agentes en las que se apuntaba que había varios individuos que estarían dedicándose a la venta y distribución de sustancias estupefacientes en Fuengirola. A partir de ese momento, los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) llevaron a cabo un dispositivo para comprobar los hechos y, si los datos eran correctos, proceder a detener a los sospechosos.

Desde la Comisaría Provincial han explicado que las gestiones de los investigadores permitieron identificar a tres personas en relación a estos hechos. Al parecer, comprobaron que uno de ellos, al que los policías nacionales consideran principal cabecilla, se dedicaba a repartir la droga en su vehículo a motor a la vez que trabajaba, aprovechando que se dedicaba al reparto de comida a domicilio en la citada localidad costasoleña.

Cien gramos de hachís

En una intervención previa al operativo policial en el que fue arrestado el principal sospechoso, los agentes arrestaron a otro hombre y a una mujer, acusados también de un delito de tráfico de drogas. Las mismas fuentes han indicado que se les intervino una placa de hachís de 100 gramos dispuestos para su distribución.

Finalmente, el operativo policial culminó con la detención el pasado martes del principal sospechoso. Asimismo, se llevó a cabo un registro en su domicilio, donde los investigadores se incautaron de 2.221 gramos de hachís, otros 1.719 de cogollos de marihuana, 875 euros y una balanza de precisión, entre otros efectos.

Siempre según han manifestado desde la Comisaría Provincial, los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial en unión de las diligencias instruidas al caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos