Los alcaldes se resisten a rebajar la plusvalía por herencia y se escudan en una reforma nacional

Los municipios consideran que el Gobierno deberá establecer otras formas de financiación municipal si se elimina este tributo

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Los alcaldes de la provincia no parecen estar dispuestos a rebajar la plusvalía por herencia para reducir la carga impositiva de sus vecinos y se escudan en una futura reforma nacional que deberán negociar entre el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Consideran que este impuesto supone un desahogo importante para los ayuntamientos y que el Ejecutivo debería establecer otras formas de financiación municipal para que esta carga no recayera en otros ciudadanos.

Noticias relacionadas

Uno de los más claros al respecto fue el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien ayer consideró que el municipio no puede ir por libre en la eliminación del impuesto de plusvalía y que deben esperar a ver lo que ocurre a nivel nacional. «Tenemos que ver lo que ocurre en otros ayuntamientos porque hasta ahora no hemos encontrado ninguno en el cual inspirarnos», explicó. En la línea de lo que lleva varios días defendiendo, recordó que el Ayuntamiento cuenta con diferentes bonificaciones en el caso de herencias que llegan hasta el 95% y valoró la posibilidad de reducir los requisitos para beneficiarse de los descuentos.

De la Torre recordó que la plusvalía por herencia supone un tres por ciento de los ingresos municipales, por lo que cualquier modificación habría que abordarla desde el sentido de responsabilidad y siempre conociendo la opinión de la FEMP. «Hemos demostrado mayor sensibilidad que el Partido Socialista, que quiere darnos lecciones, y no puede».

Estas declaraciones fueron en la misma línea que las defendidas ayer mismo por el presidente regional del partido, Juanma Moreno, quien durante un desayuno informativo aseguró que una eliminación de este tipo debería ser consensuada con los municipios. «Soy partidario, siempre, de bajar la presión fiscal, pero en el caso de este impuesto tendría que haber un acuerdo en el seno de la FAMP y de la FEMP», sostuvo Moreno, quien añadió que no sabe si el PSOE, como partido que gobierna más ayuntamientos en la región, está en esta línea de alcanzar un acuerdo y mostró la disposición del PP de dialogar para rebajar impuestos.

Entre los grandes municipios, el Ayuntamiento de Marbella (PP), que este año ha incluido bonificaciones por primera vez, se muestra dispuesto a estudiar nuevas medidas. Recuerdan que el PP ya insistió en la necesidad de bonificar en hasta un 99,9% en materia de desahucio, y en el resto de casos se va a estudiar también las distintas opciones.

Torremolinos (PSOE) y Rincón de la Victoria (PP), dos de los municipios que no contemplan hasta la fecha ningún tipo de bonificaciones, se muestran dispuestos a establecer descuentos en algunos casos. El primero de ellos anunció ayer que modificará la ordenanza fiscal para introducir reducciones, aunque aún no se ha acordado bajo qué condiciones. La primera teniente de alcalde y concejala de Economía, Maribel Tocón, dijo que el asunto está siendo abordado en la mesa de negociación de los presupuestos municipales del próximo año, aunque considera que «lo ideal» sería que todas las localidades de la zona «siguieran una política uniforme para no crear agravios comparativos». Por su parte, Rincón de la Victoria bonificará el 99% las plusvalías en caso de transmisiones ‘mortis causa’ de padres a hijos y entre cónyuges.

En el caso de Vélez-Málaga (PSOE), el Ayuntamiento quiere saber primero cómo puede afectar a la hacienda municipal la reforma de la Ley de Haciendas Locales en la que está trabajando el Gobierno central. Su alcalde, el socialista Antonio Moreno Ferrer, aseguró estar estudiando una reforma cuando se trata de una herencia entre cónyuges que tienen los bienes gananciales, aunque lo ha parado hasta que se resuelva la reforma del Gobierno.

Por su parte, Mijas (Ciudadanos) recordó aplicar la máxima rebaja que le permite la ley, aunque su alcalde, Juan Carlos Maldonado, estaría abierto a introducir nuevas rebajas en caso de que fuera posible.

Torremolinos y Rincón, únicos grandes municipios sin ayudas, estudian introducirlas

En cuanto a los municipios del Guadalhorce, sólo el Ayuntamiento de Coín (PP) asegura tener este tema en agenda. Del resto, ni Alhaurín de la Torre (PP), ni Alhaurín el Grande (Independiente) ni Cártama (PSOE) contemplan introducir medidas que reduzcan la carga impositiva porque lo sufrirían en exceso en sus cuentas.

En esta información han colaborado: Héctor Barbotta, Agustín Peláez, Alberto Gómez, Fernando Torres e Iván Gelibter.

Fotos

Vídeos