El pleno dice 'no' al canon del agua y acuerda pedir ayuda a la Junta

Álvaro Cabrera

Las tres mociones en esta materia han salido adelante y los socialistas se han quedado solos en la defensa del canon autonómico

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Mañana intensa en el salón de plenos del Ayuntamienro de Málaga, que acaba de terminar la discusión de las mociones urgentes del orden del día con un anuncio de última hora por parte del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre: una vez que finalice el orden día se celebrará un pleno extraodinario sobre la situación política en Cataluña.

A la espera de que los grupos con representación en la Casona se posicionen sobre este asunto de interés máximo, ya es una realidad que el pleno municipal ha acordado renunciar al canon municipal del agua y pedir ayuda a la Junta de Andalucía para que cofinancie las obras, valoradas en 130,7 millones de euros. Este punto en concreto, incluido en la moción urgente del equipo de gobierno, ha salido adelante por unanimidad, no así la petición paralela al gobierno regional de que renuncie a su canon autonómico, que se aplica en la factura de todos los andaluces desde el año 2011 y que los socialistas han defendido aunque se hayan quedado en minoría frente al resto de concejales.

La discusión sobre el canon del agua y la necesidad de acometer obras “urgentes” en la capital se ha convertido (de nuevo) en una discusión sobre las competencias de las administraciones, con posturas claramente enfrentadas entre PP y PSOE. En este escenario, el resto de los grupos de la oposición se han adherido a la petición del equipo de gobierno y a las mociones paralelas de Ciudadanos y Málaga para la Gente, que ven con buenos ojos que se exploren vías alternativas de financiación siempre que esto no represente una tasa extra en la factura del agua.

Noticias relacionadas

En su defensa de la moción, el edil de Sostenibilidad, Raúl Jiménez, ha admitido la impopularidad del canon y ha reconocido que el equipo de gobierno “ha sido capaz de enderezar el ritmo y de girar, por eso le pedimos que se sumen a esta solución”. Así lo ha destacado el edil en una petición clara a los socialistas, cuya argumentación ha corrido a cargo de la edil Begoña Medina. La concejal socialista se ha mostrado visiblemente enfadada por el sentido de la moción popular, que ha tachado de “maliciosa, engañosa e insolidaria”, y en este sentido ha defendido la tasa del canon autonómico porque “es un impuesto solidario que va a sufragar obras en ayuntamientos que no tienen esos recursos”. Ante su denuncia, Jiménez no se ha quedado callado: “No entiendo que ustedes sean solidarios con los sevillanos pero no con los ciudadanos de Carretera de Cádiz o Bailén”.

Por su parte, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, se ha “congratulado de esta marcha atrás en el canon municipal” pero le ha dejado un mensaje al alcalde: “Espero que esto no sea una marcha atrás ambigua y condicional sólo vinculada a un acuerdo con la Junta de Andalucía, porque la verdad es que por experiencias pasadas no nos fiamos mucho de usted”

Plusvalías

Y si intenso ha sido el debate sobre el canon del agua, el tono no ha sido menor en el de las plsuavlías municipales y las bonificaciones del IBI, que siguen en la agenda de los socialistas a pesar de que ya el pasado lunes en la Comisión de Economía la oposición consiguió un compromiso por parte de que el equipo de gobierno de que se estudiarán las posibilidades de revisión de estas tasas. El problema y la discusión han estado, en este caso, en el momento y en el marco en el que ha de producirse este debate, porque mientras el portavoz socialista Daniel Pérez defiende que este encuentro tenga lugar “cuanto antes” y con todos los grupos municipales; el portavoz popular Carlos Conde ha destacado que esta negociación ha de tener lugar en el marco de las “ordenanzas fiscales” y, además, con reuniones grupo a grupo. Esta diferencia de matiz, y la negativa de Pérez de aceptar la enmienda que le sugería Conde, ha hecho que Ciudadanos sume sus tres votos a los 13 del PP para tumbar esas condiciones de negociación. En lo que sí ha habido acuerdo por unanimidad ha sido en la necesidad de impulsar esta decisión en el marco de la FEMP y la FAMP (los marcos municipales nacional y andaluz) para que las actuaciones relacionadas con las plusvalías se hagan de manera coordinada entre todos los ayuntamientos.

Fotos

Vídeos