Un pleno con todos los asuntos polémicos de Málaga

Un pleno con todos los asuntos polémicos de Málaga

Plusvalías, metro, torre del Puerto, nuevo hospital, ruidos en el centro, terrenos de Repsol... La presencia en el orden del día de todos los temas 'calientes' promete un debate en todo lo alto

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Si alguien a estas alturas pensaba que el pleno ordinario previo a la Semana Blanca -trasladado a mañana por la presencia del alcalde en Bruselas y además retrasado una hora y media con respecto al horario habitual- mantendría un nivel medio-bajo de debate en el mes más corto del calendario, se equivoca. Muy al contrario, los grupos con representación municipal han incorporado al orden del día los asuntos más polémicos en la agenda municipal, una coincidencia que parece alejar el acuerdo generalizado al que llegaron los concejales, por ejemplo, en el pleno del pasado mes de enero, cuando todas las mociones ordinarias salieron adelante sin debate gracias al acuerdo previo entre los grupos.

Y no parece ser este el caso de mañana. Basta echar un ojo al listado de mociones para comprobar que son (polémicas) todas las que están y viceversa. Las plusvalías, el trazado del metro, el futuro del nuevo hospital, los terrenos de Repsol, el espinoso asunto de los ruidos en el centro o la torre del Puerto capitalizan un debate que promete mantenerse en todo lo alto; y nunca mejor dicho en el último de los casos, con sendas mociones -tal y como publica hoy SUR- que enfrentan las posturas de los defensores y detractores de este proyecto de rascacielos de la mano de Ciudadanos y Málaga para la Gente, respectivamente.

De la torre al cercano entorno del centro urbano, los grupos de Málaga Ahora y Málaga para la Gente dedican sus mociones urgentes al problema creciente al que se enfrentan los vecinos con la saturación del ruido, los negocios de hostelería y la cada vez mayor presencia de viviendas turísticas, que a juicio de la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, "está generando un problema importante de convivencia". Además, la concejal del grupo de izquierdas ha atacado esta mañana la propuesta de que se cambie el uso residencial de la zona del centro por el uso turístico, ya que a su juicio "es un fraude de ley", y a cambio pide que se garantice el derecho a la vivienda no sólo en el centro, sino en todos los distritos y "con precios de alquiler asequibles". Torralbo, que se ha vuelto a manifestar a favor de una tasa municipal de actividad turística, ha recordado además que es urgente que se aborde el problema de los ruidos en el centro a partir de un consenso que ahora se busca en una mesa sobre el ruido tras la retirada de la propuesta de Zona Acústicamente Saturada (ZAS). En esta misma línea, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, pide en su moción urgente que el equipo de gobierno tome las medidas pertinentes "para evitar la expulsión de residentes del centro histórico", además de la puesta en marcha de los instrumentos reguladores para ello, caso del ZAS y la revisión del PERI Centro.

La falta de consenso no será exclusiva en el tema del ruido, ya que de nuevo el impuesto de las plusvalías promete un intenso debate entre los dos grupos que han asumido la discusión desde el principio, en este caso el PP y el PSOE. En este nuevo asalto, los primeros llevan una moción urgente en la que piden a la Junta de Andalucía que solvente la deuda de 35 millones de euros que mantiene con el Ayuntamiento de Málaga en el concepto de la llamada Patrica (que son las cantidades que deben recibir los consistorios por la participación en los tributos de la comunidad autónoma) desde el año 2012. En el caso de que la "Junta cumpliera con su obligación", según ha explicado el portavoz popular, Carlos Conde, "el Ayuntamiento podría aplicar esta cantidad a bonificar las plusvalías en el supuesto de mortis causa. La propuesta ha indignado al portavoz socialista Daniel Pérez, quien ha tachado la moción de "tomadura de pelo" y "cortina de humo" y ha insistido además en que "sobra en la moción" las alusiones a la FEMP y al Gobierno central "porque el impuesto de las plusvalías es de competencia municipal", de modo que al Ayuntamiento a quien le corresponde dar el paso. "En las últimas semanas hemos recibido más de 300 peticiones de revisión, y el 95% de los malagueños que hereden tendrán que pagar plusvalías", ha lamentado el portavoz socialista, quien ha asumido como propia la cruzada contra este impuesto a pesar del anuncio que el propio Conde dejaba sobre la mesa poco después: "Los ingresos por plusvalía los destina íntegramente el Ayuntamiento a políticas sociales. Invito al señor Pérez a que diga de dónde quiere que quitemos la partida", ha añadido el portavoz dando el dato de la cantidad que habría que 'recortar' en el caso de que se anulara parte de ese impuesto: de 15 a 18 millones de euros. "Que lo diga y que deje de jugar con un discurso irresponsable para arañar un puñado de votos", ha zanjado el concejal popular.

Y tampoco habrá acuerdo en el metro: en este caso quien da el paso para el debate (otro más, y ya se ha perdido la cuenta) es el grupo socialista, que da una de cal y otra de arena pidiendo al equipo de gobierno "que cumpla con lo pactado en el protocolo de intenciones de 2013 y que incluía el trazado en superficie al Civil" y de otra parte instando a la Consejería de Fomento a que retome las obras del trazado Renfe-Guadalmedina, que acumulan años de retraso. Pero Pérez ha cargado las tintas en el primero de los supuestos insistiendo en que es "el alcalde de Málaga el único responsable de que el metro esté en la situación en la que se encuentra". Conde, en cambio, lo hacía en el segundo: "Damos la bienvenida a la cordura al señor Pérez, que pide que se reanuden las obras". Y sobre la necesidad que defienden ambos de que el metro es una infraestructura necesaria para la zona del Hospital Civil, y más ahora que se proyecta ahí el tercer hospital, hay consenso en el qué pero no en el cómo: el PSOE sigue defendiendo el tranvía (tal y como está proyectado) y el PP admite que "la mayor cantidad de gente que pasará por la zona para el nuevo hospital" hace que tome sentido "una línea de metro, no un tranvía", en palabras de Conde.

Precisamente el tercer hospital llega al pleno tras el anuncio reciente de la consejera de Salud, Marina Álvarez, de dar respuesta al colapso sanitario en la ciudad. Sin embargo, el PP ha mostrado su "escepticismo" ya que, en palabras del portavoz, "en los últimos diez años no se ha hecho nada". Por eso llevarán mañana a pleno una moción urgente con la que pretenden forzar este nuevo compromiso: "Nosotros vamos a colaborar con la Junta, pero tienen que dar la garantía de que esto no va a ser una nueva cortina de humo", ha zanjado Conde.

Y en el último de los temas polémicos, los terrenos de Repsol: en este caso a través de una moción de Málaga Ahora, quien insiste en los altos niveles de contaminación de los terrenos y que deja un aviso al equipo de gobierno: "Ojo que hay que avanzar en la descontaminación antes de consolidar los derechos de los promotores que tienen intereses en la zona", ha dicho Torralbo, quien no ha entrado a fondo en el desencuentro entre los grupos de la izquierda, de un lado, y el PP y Ciudadanos, de otro, en torno al proyecto de bosque urbano 'versus' edificios y zonas verdes pero que, a la vista del debate tan intenso que se espera, también saltará a la sala de plenos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos