Una plaza muy descuidada

COSAS DE LA CIUDAD

Los vecinos de La Luz se quejan del estado de su parque infantil, «las propias madres tienen que limpiar los tobogones», denuncian

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La plaza de la Luz es el corazón de la populosa barriada de la Carretera de Cádiz, un lugar de encuentro de muchos de sus vecinos y de esparcimiento para que los niños jueguen en el parque infantil allí instalado. Pero unos y otros se quejan de lo sucia que está la plaza y el parque infantil, una situación a la que contribuye también la abundante arboleda existente en este enclave. «La plaza está muy sucia, asquerosa diría yo, y no se hace nada para remediarlo», afirma José Sánchez, un vecino del barrio que se muestra muy crítico con la situación que dice observar a diario allí. «He presentado repetidas reclamaciones al Ayuntamiento para que limpien en condiciones, pero no lo hacen», asegura. «Según Parques y Jardines, los operarios deben venir a limpiar este lugar tres veces a la semana, pero no siempre vienen», dice. «Las papeleras están siempre llenas y la suciedad se ve por cualquier rincón», afirma.

Se queja además de que hay muchos excrementos de palomas por el suelo e incluso dentro del recinto infantil y en los aparatos donde se suben los niños. «Las madres tienen que limpiar los toboganes y demás aparatos antes de que se monten los niños de lo sucio que están», sostiene. Además de ensuciar, asegura que esos excrementos de paloma «pueden acarrear enfermedades como la salmonelosis». Otro peligro al que se refiere es el estado de las papeleras, «oxidadas y que pueden provocar heridas». «Deben de tomar medidas, porque en otros lugares de este mismo distrito, como en Huelin, se limpia de manera más constante y aquí no se hace», dice.

Fotos

Vídeos