Una plataforma facilita la evaluación de alumnos en prácticas de Secundaria

El proyecto, que se desarrolla en Ciencias de la Educación, ha merecido el primer premio en Innovación

F. GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Los alumnos del máster de Secundaria repartidos por distintos centros educativos de toda la provincia, con sus respectivos tutores, y los profesores responsables de la docencia en la facultad. No resulta fácil coordinar toda esta tarea, que obliga a reuniones periódicas entre profesionales difíciles de ajustar en las respectivas agendas. Una plataforma colaborativa, que se ha desarrollado desde el departamento de Didáctica de la Matemática, de las Ciencias Sociales y Experimentales, de la Facultad de Ciencias de la Educación, permite coordinar a los distintos actores en este importante proceso formativo de los estudiantes del máster en Educación Secundaria, imprescindible para poder optar a un puesto docente.

Daniel Cebrián es ingeniero Industrial y profesor sustituto interino en la UMA. En el desarrollo de esta herramienta han participado los grupos de investigación de la UMA Globalización, Tecnología, Educación y Aprendizaje, GTEA, y Enseñanza de las Ciencias y Competencias. (ENCIC).

El proyecto, según explica el profesor Daniel Cebrián, surge con el objetivo de evaluar el prácticum de los alumnos del máster en Educación Secundaria «de la manera más objetiva posible». 'La evaluación de las prácticas del máster de profesorado de Secundaria a través de e-rúbrica' ha recibido el primer premio a la Innovación Educativa en la quinta edición de este certamen, que convoca el Vicerrectorado de Personal Docente e Investigador.

Pero además de evaluar el prácticum de los estudiantes, un segundo objetivo del proyecto es mejorar la plataforma e-rúbrica, con la que se trabaja desde 2012. «Hemos adaptado esta plataforma para facilitar una evaluación completa, en la que participan tanto los tutores de los institutos como los profesores de la facultad, e incluye también la autoevaluación de los alumnos».

Se trata pues de una herramienta colaborativa de evaluación, que ya se ha exportado a otras universidades, sobre todo en Latinoamérica y alguna de Estados Unidos. Es además una herramienta gratuita, que mejora gracias a los proyectos de los grupos de investigación que la apoyan.

Por otra parte, señala Daniel Cebrián, permite evaluar cualquier otra práctica curricular, y se puede extrapolar y utilizar en otros entornos de másteres universitarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos