Una plataforma exige medidores del aire más potentes junto a la fábrica de cemento

Vista aérea de la fábrica de cemento, en la zona de La Araña.
Vista aérea de la fábrica de cemento, en la zona de La Araña. / Ñito Salas

Aire Limpio Málaga reclama sistemas homologados y critica las contradicciones entre los resultados de la Junta y el Ayuntamiento

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La plataforma Aire Limpio, que agrupa, entre otros, a vecinos del Candado críticos con la fábrica de cemento de La Araña, no se cree los buenos resultados sobre la calidad del aire en Málaga en los estudios que está realizando el Ayuntamiento. A su juicio, los sondeos sobre las emisiones contaminantes que se han realizado son insuficientes y no los consideran fiables. «Exigimos medidores homologados por la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) con la metodología homologada que exige la normativa, y que se instalen en Málaga-Este con prioridad en la zonas más próximas a la cementera de La Araña, para que se realicen mediciones y muestreos fiables y objetivos». Según el colectivo, el medidor de estas características más cercano de los que la Junta de Andalucía tiene en Málaga está en Carranque, «a más de 11 kilómetros, cuando hay viviendas a escasos metros de la fábrica».

Asegura que no se están teniendo en cuenta los niveles de dioxinas, furanos y metales pesados

Aire Limpio reclama que estos sistemas permitan detectar sustancias más peligrosas para la salud, por la incidencia en afecciones cardiovasculares, pulmonares y cancerígenas, tales como dioxinas, furanos y metales pesados (mercurio, cadmio, talio, etc). «En la actualidad, no hay ninguna medición de estas sustancias en el aire que respiramos», advierte.

La organización también muestra su preocupación por el hecho de que la única estación fija que el Consistorio ha instalado para su estudio, ubicada en El Candado, ha ofrecido en el caso de las partículas PM 2.5 medidas por encima del umbral de seguridad. A su juicio, se produce una contradicción entre los resultados a que hace referencia el Ayuntamiento en sus sondeos y las mediciones efectuadas por el Gobierno andaluz en el mismo periodo de tiempo. «El Atabal está considerada por ese estudio (municipal)como una zona de baja contaminación, sin embargo, las mediciones de la Junta en el mismo periodo (44 días) establece que durante la cuarta parte de ese periodo la calidad del aire es mala. Esta contradicción pone de manifiesto la falta de fiabilidad y la necesidad de medidores homologados».

Fotos

Vídeos