El plan de Santa Rosalía prevé aumentar la oferta de suelo industrial de Málaga

Representantes del estudio de arquitectura y de los propietarios, frente a varios planos del proyecto de Santa Rosalía . :: migue fernández/
Representantes del estudio de arquitectura y de los propietarios, frente a varios planos del proyecto de Santa Rosalía . :: migue fernández

Los propietarios buscan inversores para empezar a urbanizar en dos años los terrenos, donde podría ubicarse el gran centro logístico de Amazon

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

En Santa Rosalía hay disponible suelo industrial suficiente como para construir cinco grandes centros logísticos como el que quiere hacer la multinacional Amazon en la capital malagueña (para lo que necesita unos 50.000 metros cuadrados). El desarrollo urbano de Santa Rosalía prevé poner en el mercado grandes cantidades de espacio para este uso. El problema es que las empresas están buscando suelo finalista, y este todavía no está urbanizado. De ahí que los propietarios se hayan lanzado a buscar inversores para empezar a dar forma a los terrenos del que será el principal área de expansión de la ciudad, un nuevo barrio de por sí.

Los arquitectos Gabriel García Segura y Adela Quesada, del estudio GG Arquitectos, asesoran a los dueños de las parcelas, que son cerca de un millar, aunque en trámites para constituirse en juntas de compensación. Por eso, el primer mensaje que los representantes quieren trasladar es que, de cara a las negociaciones con los posibles socios, habrá una sola voz y consenso, después de diez años de negociaciones. Esta actuación está en trámites desde 2008, luego se quedó paralizada por la crisis y en 2013 se reactivó, ante las buenas expectativas de crecimiento que ya se veían en el horizonte, y que se han visto confirmadas con creces, dada la alta demanda de suelo industrial en la capital, que no se puede abastecer por la falta de espacio disponible de manera inmediata, pero sí a medio plazo, siempre que fructifiquen actuaciones como esta. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) prevé cerca de 2,6 millones de metros cuadrados en esta barriada de Campanillas, tanto para usos productivos (logístico, industrial, empresarial y comercial) como para residencial.

Consenso institucional

La parte logística, que es la que suscita ahora mayor interés, está prácticamente lista para tramitarla, en el caso de que llegue un inversor interesado. La urbanización tendrá un coste estimado de unos 21 millones de euros, sobre 540.000 metros cuadrados de suelo, de los que 250.000 serán de parcela neta (una vez descontados los viales, jardines, etc).

Gerencia de Urbanismo ha dado el visto bueno a la ordenación de los sectores y el estudio está ultimando los planes parciales para su tramitación. Junto a ello, se ha elaborado un dossier que se le está presentando a posibles inversores para que financien la actuación, puesto que los pequeños propietarios no tienen capacidad. El estudio ha mantenido reuniones con todos los partidos políticos con representación municipal, que han dado su visto bueno a los planes y se han comprometido a aprobarlos cuando llegue el momento.

Las futuras parcelas para este uso irán desde un mínimo de 3.000 metros cuadrados pero sin máximo, mediante la agrupación en plataformas a requerimiento de la demanda. Por ello, los arquitectos reiteran que los 50.000 metros cuadrados que demanda Amazon estarían disponibles. Además, en los sistemas generales colindantes con el sector industrial el Ayuntamiento pretende implantar la futura zona franca de Málaga, lo que supondrá «un tirón para toda la zona industrial».

En caso de que aparezca el ansiado inversor, los arquitectos reiteran que a nivel urbanístico está todo prácticamente listo, puesto que ya se han hecho incluso las zonas de deslinde de los arroyos, y se ha descartado la aparición de restos arqueológicos. En cuanto al precio de los terrenos, el promotor tendrá que acordarlo con los propietarios, una vez que el planeamiento esté aprobado. Estos se comprometen a apoyar al inversor para agilizar la tramitación. «El objetivo es que los dueños reciban las plusvalías, no un fondo de inversión que pega el pelotazo», asegura la arquitecta, y añade: «El coste de la compra del suelo se tendrá que afrontar cuando el planeamiento esté aprobado, con los suelos listos para construir, para lo que calculamos unos dos años». Aunque parezca un plazo largo, en términos urbanísticos no es nada: «De cara al desarrollo logístico de Málaga esto es clave, es lo que está más avanzado».

Un nuevo barrio

El plan de Santa Rosalía va mucho más allá. Contempla la construcción de hasta 4.500 viviendas, que darán servicio al Parque Tecnológico y a la zona universitaria, próximas a equipamientos como colegios, comercios, etc. Hay previsto además un gran centro comercial de 47.000 metros cuadrados. El coste estimado de todo el desarrollo es de 800 millones de euros, de los que 100 millones se los lleva la urbanización.

Para las comunicaciones, el estudio ha propuesto un nuevo acceso desde la autovía del Guadalhorce (A-357), que serviría para descongestionar la entrada al PTA. Además, a medio plazo se ha previsto la llegada del metro, así como un aparcamiento disuasorio de unas 1.500 plazas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos