Publirreportaje

Los pisos residencia de la AECC: más que un alojamiento, un hogar

Trinidad Jiménez y Juan Perea en un piso de la AECC
Trinidad Jiménez y Juan Perea en un piso de la AECC / AECC
La asociación ofrece en Málaga asistencia a pacientes oncológicos y sus familiares a través de alojamientos y apoyo psicológico y social
SUR

Trinidad tiene poco más de 60 años. Es de Almería, ciudad en la que se negaron a hacerle la prueba de compatibilidad con su sobrina cuando le detectaron, hace algo más de un año, leucemia. Tampoco entró en el programa de trasplantes, según las alegaciones, debido a su edad. Una conocida le puso en contacto con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que le ayudó a gestionar el traslado a Málaga para tratar su enfermedad. Aquí un equipo de especialistas del Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) pudieron realizarle el trasplante de médula con la donación de su sobrina, que resultó ser compatible pese a lo que advirtieron en Almería. Actualmente Trinidad ha dado negativo hasta en tres ocasiones en las pruebas de leucemia, sin embargo, tiene que ir al centro hospitalario cada tres días ya que la enfermedad le ha provocado muchos problemas asociados.

Ella, junto a su marido Juan Perea, son una de las familias que asiste la AECC de Málaga en sus pisos residencia.

Los pisos de la AECC dan alojamiento a los pacientes oncológicos y sus familiares que residen fuera de la capital y no tienen recursos para pagar la estancia durante el tiempo que dura el tratamiento. «En los apartamentos de la zona del hospital te cobran 80 euros al día, algo imposible de pagar para muchas familias que estamos aquí durante meses», apunta Juan.

La entidad cuenta actualmente con once pisos en la capital totalmente gratuitos para los pacientes. Estos inmuebles se distribuyen entre un bloque de ocho apartamentos situado en calle Capuchinos; dos pisos de tres habitaciones en la avenida de Carlos Haya reservado para pacientes de Melilla ya que en esta ciudad autónoma no hay posibilidad de recibir radioterapia; y un piso compartido para niños en tratamiento y sus familiares en la avenida de Barcelona.

Niños en el piso de la avenida de Barcelona / AECC

El perfil socio-económico de los ocupantes de estos inmuebles es medio-bajo y la estancia varía entre los uno o dos meses de la radioterapia; tres o seis meses de la quimioterapia; y seis a doce meses del trasplante de médula. A esto se suma la respuesta del paciente al tratamiento y las revisiones, por lo que hay personas que llegan a estar incluso dos años.

Tal y como afirma Trinidad: «Este piso es fundamental para mí. Me permite estar junto a mi marido, que ha sido, y es, mis pies y mis manos en toda esta dura enfermedad. Además me posibilita controlar mi alimentación, porque hay muchas cosas que no puedo comer y en la calle sería imposible». Hace más de un año que Trinidad y Juan se encuentran en el piso. Al principio estaban en el primero, pero la debilidad de la mujer para moverse hizo que los instalaran en el bajo para más comodidad. «Desde la asociación están muy pendientes de nosotros, vienen a vernos, nos cuidan muchísimo. Esto es muy duro, pero podemos estar juntos y nos sentimos muy atendidos por todo el equipo».

Además del alojamiento, la AECC ofrece apoyo psicológico y humano a los pacientes y sus familiares. Una de las figuras claves en esta atención es Fátima Zymbioui, intérprete de la entidad. Ella está en contacto continuo con los pacientes. «Muchos están solos aquí, no conocen a nadie, lo están pasando muy mal y se sienten desarraigados por lo que la simple compañía es fundamental para su bienestar». Su entrega, más allá de lo profesional, queda patente en la forma en la que habla de los pacientes, recordando a la perfección sus nombres y situaciones personales. «Es una labor muy dura, pero son personas muy agradecidas y eso lo hace muy gratificante». Fátima hace especial hincapié en el tema de los niños, muchos de los cuales le llaman cariñosamente «tita». «Los ves pasando por tratamientos muy duros, tan pequeños. Pero cuando pasan algunos años y regresan solo para las revisiones, tan guapos y grandes…es imposible no emocionarse».

Uno de los apartamentos de calle Capuchinos / AECC

Uno de estos niños que se encuentra actualmente en terapia es Ginés, alojado desde hace un mes en los apartamentos de Capuchinos junto a su madre, María Jesús Prieto. Su tratamiento se prolongará al menos medio año más, y la familia, proveniente de Ronda, no tiene recursos para pagar un alquiler, además de todos los gastos asociados que supone una enfermedad. «Para nosotros la asociación es todo. No solo nos ofrecen alojamiento, también nos dan comida y asistencia psicológica y personal”. No en vano, María Jesús comenta que tiene los teléfonos de todos los compañeros de la AECC y siempre le atienden con inmediatez cuando tiene cualquier problema o necesidad, «incluso me gestionaron unos papeles del niño cuando estaba ingresado, para que yo pudiera quedarme a su lado».

Los inmuebles son fruto de acuerdos de alquileres y cesiones de la AECC, tanto con empresas como con particulares. «Somos una asociación que lo da todo, desde alojamiento, a asistencia psicológica y social, e incluso comida en colaboración con Bancosol. Por eso necesitamos colaboradores que nos ayuden a realizar esta labor», apunta Olga Santiago, trabajadora social de la AECC en Málaga. Este mecenazgo puede realizarse también a través de acuerdos para mantener y mejorar las instalaciones de los inmuebles. «Cada cierto tiempo tenemos que cambiar los colchones y renovar los electrodomésticos que lo requieren, desde lavadoras o frigoríficos a televisores. Eso es un gasto muy fuerte para la asociación, por eso buscamos colaboradores que puedan ayudarnos en caso de necesitarlo».

El pasado año la AECC atendió en Málaga a 184 personas, con una ocupación media de los pisos del 73,29 por ciento. «Este año parece que el porcentaje va a subir dada las cifras que ya manejamos. Tratamos de realizar un baremos y atender prioritariamente a las personas que más lo necesitan, pero es complicado porque los recursos son limitados y la demanda parece aumentar», subraya Olga.

Visibilizar el problema y apoyar la labor

El pasado jueves 13 la Junta Provincial de la AECC en Málaga convocó una jornada de puertas abiertas en sus pisos residencia de calle Capuchinos para informar, a todas las personas interesadas, sobre los servicios que la AECC presta de forma gratuita a los pacientes y familiares que vienen a Málaga a recibir tratamiento oncológico de larga duración. Al acto asistieron Ana Mata, vicepresidenta de la Diputación y diputada de Igualdad e Innovación Social; Ana Isabel González de la Torre, delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga; Ruth Sarabia, directora general de Derechos Sociales, Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Málaga, y por parte de la AECC, su presidente provincial, Francisco Aguilar, entre otras autoridades.

Francisco Aguilar, presidente provincial de la AECC, junto a las autoridades asistentes / SUR

Uno de los cauces para recaudar el dinero necesario para poder llevar a cabo sus actividades es mediante la realización de galas y eventos como la carrera de empresas TauRun celebrada el pasado mes de abril o el VII Torneo de Golf del Colegio de Economistas, cuya inscripción está abierta y que se celebrará el próximo viernes a beneficio de la asociación. Los fondos recaudados a través de estas y muchas otras iniciativas ayudan a financiar tanto la asistencia a pacientes como la investigación, fundamental para luchar contra la enfermedad.

El acto concluyó con la colocación de una placa que refleja la ayuda de algunas empresas colaboradoras con la entidad, como la Fundación Iberdrola; Parque Comercial Miramar; Cadena Cope; Fundación Unicaja; Fundación La Caixa; Bestseller; Vithas Xanit Intrnacional y Safamotor, que también estuvieron presentes en el acto.

Más información en:

Asociación Española Contra el Cáncer en Málaga

https://www.aecc.es/Nosotros/Dondeestamos/Malaga/Paginas/Home.aspx

Teléfono: 952 25 64 32

Fotos

Vídeos